Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que las protestas contra las políticas de su Gobierno son de una minoría racista y clasista, por lo que llamó a evitar la violencia y que no haya odios.

“Busquemos que no haya violencia, que no haya odios y que también se reflexione que los ciudadanos mexicanos, mujeres y hombres libres y conscientes, no ven bien estos desplantes de prepotencia, no le ayudan al que se lanza de esa manera, que insulta, que falta al respeto, que amenaza.

“Por ejemplo en algunas protestas están saliendo cartulinas clasistas, racistas, de pena ajena, es muy lamentable que exista tanto atraso. Afortunadamente es una minoría, porque la mayoría de nuestro pueblo tiene una mentalidad distinta, respetuosa”, señaló en conferencia.

El Mandatario federal refirió que en estas manifestaciones hay expresiones despectivas y retomó el comentario del ex Canciller Jorge Castañeda sobre el poblado de Putla.

“Salió ahora una cartulina que decía ‘quiero vivir en un lugar donde no me gobierne mi sirvienta’, algo así, de lo más clasista que puede haber y lo constatamos en un comentario de un intelectual graduado en el extranjero que habló de un pueblo con tradición, con cultura, como pocos en el País y el mundo; habló de Putla, Oaxaca, y con una actitud despectiva, racista.

“Porque no en todo el pueblo de México, sino en una minoría, y esto no tiene nada que ver con la clase social a la que se pertenece, yo les diría que en los sectores populares hay más respeto, pero existe una franja de la población que son muy clasistas, muy racistas”, agregó.

López Obrador dijo que, aunque “se está mostrando el cobre”, este tipo de manifestaciones y expresiones no ayudan y no son bien vistas por el pueblo de México.