La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros hace un llamado a los cuentahabientes a evitar compartir sus datos personales a través de correo electrónico para prevenir fraudes.
El uso del correo electrónico como medio de comunicación ha aumentado considerablemente en los últimos años, y con ello, también han proliferado las prácticas fraudulentas que buscan obtener información confidencial de los usuarios. Ante esta situación, la Condusef hace un llamado a la precaución y la sensatez.
Compartir datos personales, como números de cuenta bancaria, contraseñas o información de tarjetas de crédito, a través del correo electrónico puede poner en riesgo la seguridad financiera de los usuarios. Los fraudes electrónicos pueden resultar en pérdidas económicas significativas y, en muchos casos, pueden ser difíciles de resolver.
Es por ello que la dependencia enfatiza la importancia de no caer en prácticas riesgosas como responder a correos electrónicos solicitando información confidencial o hacer clic en enlaces sospechosos.