Miguel Angel Gonzalez Castillo
Agencia Reforma

Monterrey, México.-La temporada de influenza estacional ya está a la vuelta de la esquina y es importante vacunarse para evitar complicaciones con este virus o con el Covid-19.

Esta enfermedad respiratoria puede ser mortal, y tiene síntomas similares al Covid-19, como fiebre, dolor de cabeza, tos, dolores musculares y fatiga, por lo que pueden confundirse.

Sadot Zúñiga, director general del Centro de Vacunación Monterrey, explica que la temporada de influenza inicia en la última semana de octubre y termina en marzo o abril del próximo año.

“Lo ideal es ponerse la vacuna lo más pronto posible, en cuanto llegue la vacuna o esté disponible, que es la última semana de octubre en adelante”, recalca.

“Es difícil distinguir entre el Covid y la influenza, por eso la gente tiene que estar protegida, al menos contra la influenza, porque no sabemos cuándo vaya a estar disponible la vacuna del Covid”.

La vacuna se pone a partir de los seis meses de edad en adelante, y es para toda la población.

“No hay una edad límite para ponerse la vacuna de influenza, ninguna restricción. Se la pueden poner incluso personas que tienen un padecimiento oncológico, que tienen cáncer o con un problema del sistema inmunológico, mujeres embarazadas, hipertensos, con artritis y pacientes recuperados de Covid.

“No hay ninguna contraindicación para ponerse la vacuna salvo si se tiene alergia al huevo, puede ser una contraindicación relativa”, menciona Zúñiga.

En sus conferencias de prensa, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud a nivel federal, ha explicado que la influenza puede dejar a los pacientes vulnerables a un ataque más severo de Covid-19, y si se enferman de ambos virus a la vez podría ser muy compleja la recuperación.

“El propósito de la vacunación por influenza en el mundo entero no es limitar la transmisión de la influenza; el propósito es proteger contra la enfermedad grave a las personas que tienen mayor riesgo de enfermedad grave”.

La población de riesgo son los adultos mayores de 60 años; niños menores de 5 años; mujeres embarazadas, y personas con enfermedades crónicas.

¿Cómo funciona la vacuna?
De acuerdo con Zúñiga, , cuando la vacuna entra al organismo genera defensas contra este virus; de esta forma si una persona se contagia de influenza, el cuerpo ya tendrá células de defensa para protegerse.

“La vacuna no es para que no te enfermes, es por si te enfermas los síntomas sean mucho más leves”.