Un Aguascalientes fuerte y pujante se dejará a la población al final del sexenio, comprometió ayer el gobernador Martín Orozco Sandoval, destacando que, en este último año de su administración, se seguirá trabajando a favor de la sociedad y las familias.

Especial impulso se dará a los sectores primordiales para la población, como son salud, educación, seguridad, desarrollo económico y agropecuario, agregó.

Al encabezar, con la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, el reparto de la tradicional y monumental Rosca de Reyes en el Centro Histórico de la ciudad, deseó a los presentes un nuevo año próspero.

Que no falte el trabajo ni la armonía, señaló, al tiempo de recordar que los valores de unidad, empatía y solidaridad en los hogares son fundamentales para la construcción de sociedades más fraternas.

Durante la entrega de rebanadas del tradicional pan, el mandatario estatal expresó su reconocimiento al esfuerzo desplegado por más de 60 tahoneros que forman parte del Grupo Industrial de Panaderos de Aguascalientes (Gipan), quienes colaboraron para crear una rosca lineal sin precedentes de más de dos mil metros.

Agradeció también a la empresa Leche San Marcos, que una vez más participó en el evento distribuyendo entre los asistentes envases de sus productos lácteos para una completa degustación.

Se destacó, durante la entrega, la presencia de la Guardia Sanitaria supervisando el desarrollo del evento para asegurar el debido uso del cubrebocas entre los asistentes, así como el adecuado manejo de alimentos.

Estuvieron presentes Ernesto Ruíz Velasco de Lira, director de Desarrollo Familiar del DIF Estatal; Jaime Álvarez Esparza, representante de Gipan, y Rafael de Jesús Garza Jáuregui, director general de Leche San Marcos, así como integrantes del gabinete de Gobierno Estatal.

¡Participa con tu opinión!