Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La lluvia y el clima cálido ayudaron al crecimiento de las plantas de mariguana en el Parque Luis Pasteur, contiguo al Senado de la República.
A principios de año, varios colectivos instalaron un campamento para reclamar a los legisladores la legalización de la siembra y consumo de cannabis.
Los activistas fueron respaldados en varias etapas por los senadores morenistas Jesusa Rodríguez y José Narro.
“Se trata del primer plantío no clandestino de mariguana”, se ufanaban en alusión a la pequeña parcela que recibió las primeras semillas.
Varios meses después, las matas lucen en todo su esplendor, contrastante con la tardanza de los senadores para regular el consumo lúdico de la mariguana.