Para garantizar el servicio educativo en Aguascalientes, el nuevo director del Instituto de Educación, Raúl Silva Perezchica prorrogó los contratos laborales de 600 personas para asumir el control de este sistema y ofrecer una continuidad a la comunidad estudiantil, que implica regularizar la asignación de maestros de cara al 2017.

Explicó que a un grupo de 250 empleados de apoyo se les amplió su estancia en el IEA mediante el esquema de pago por honorarios y a otros 350 docentes se les hizo algo similar para que se mantuvieran vigentes, varios de ellos se encuentran inmersos en los procesos prejubilación 2016.

A dos días de que inicie el periodo vacacional invernal, el titular del IEA precisó que toda esta situación quedará regularizada para el 2 de enero del 2017, fecha en que los alumnos de la educación básica deberán regresar a las aulas.

Luego señaló que en las oficinas de Administración y Finanzas se reciben las licencias de los maestros que se incorporarán a partir del primero de enero de 2017 a la administración pública, incluso el propio Raúl Silva Perezchica deberá realizar este procedimiento al recibir su nombramiento como Director del Instituto de Educación.

Hasta el momento se tiene el registro de unos diez maestros que han solicitado su licencia para ausentarse de los cargos dentro de las escuelas y poder orientarse a la administración pública municipal o estatal. “Todavía no se llega ni al 50% de las personas obligadas a este proceso legal educativo”, recalcó.

En entrevista con El Heraldo, el titular del IEA detalló que la prórroga de contratos fue para todas esas personas que concluyeron su relación laboral el pasado 30 de noviembre de 2016, lo que se realizó a través de la Dirección de Planeación y Evaluación, lo que permitió mantener una estabilidad en el servicio educativo y que ninguna escuela resintiera el cambio de administración estatal.

Indicó que este viernes termina este primer semestre del ciclo lectivo, lo que significa que en la primera semana de vacaciones, el IEA se sentará a trabajar para ver cuáles personas regresarán a trabajar a las aulas o a las escuelas en general, y cómo serán colocados, y dependiendo de ello se procederá a retirar los contratos laborales que correspondan.

La mayoría de los casos de docentes se refieren a los procesos prejubilatorios, pero también todos aquellos relacionados con comisiones políticas que terminan y que inician en las administraciones públicas, ya que hay varios presidentes municipales electos, diputados y otros que habrán de volver porque sus encargos terminan en los siguientes días.

Ante ello, el Instituto de Educación se encuentra en un proceso intenso de revisión de expedientes de todo ese personal que sale y entra al sistema educativo, quienes deberán apegarse al servicio profesional docente, pues existe una lista de prelación que indicará a quiénes se colocará en determinado puesto.

Finalmente, el director del IEA, precisó que los maestros que se encuentran inmersos en los procesos prejubilatorios están regidos por el fondo nacional para la nómina educativa, cuyos sueldos provienen con normalidad hasta el 31 de diciembre de 2016, por cuestiones legales.

¡Participa con tu opinión!