Exhorta la Federación de Trabajadores de Aguascalientes a sus agremiados a escuchar las ofertas políticas de cada uno de los candidatos, a comparar lo que es real y a discernir que lo que proponen efectivamente puedan cumplirlo, así lo estableció su dirigente, Alfredo González González.
El representante de la CTM en la entidad comentó que en la más reciente asamblea con los dirigentes sindicales, se acordó invitar a todos los trabajadores a que escuchen las ofertas políticas de cada uno de los actores, a comparar lo que es real de lo irreal, luego de que hay situaciones en que hacen ofertas con un libertinaje sin posibilidad de que lo puedan soportar. “Queremos que vean cuál propuesta les gusta más, cuál consideran el perfil del candidato más serio, más responsable y que efectivamente vaya a cumplir las expectativas de actuar en su responsabilidad y no desde el punto de vista partidario en el caso de los legisladores”.
En cuanto a los candidatos a alcaldes, González González dijo que espera que haya ofertas alcanzables y en el caso del tema del agua que no sea tomado como bandera política como sucede en cada contienda a la alcaldía de Aguascalientes, el cual es por demás trillado, por lo que el voto de confianza se debe dar en aquellos que ofrezcan mejores servicios públicos y tengan la voluntad de escuchar a los habitantes del municipio en sus peticiones, sugerencias, quejas y reclamos. “Ahí vale la pena el que cada uno de los candidatos ofrezca con sinceridad lo que puede alcanzar y con responsabilidad decir el porqué en un momento dado no puede obtener un compromiso porque obviamente estaría fuera de su alcanza”.
En cuanto a los legisladores federales, el líder de la FTA hizo votos por que quienes aspiran realmente voten por sus intereses y no por un mandato, tal y como ocurre actualmente, donde las iniciativas del presidente de la República se aprueban tal cual, sin sufrir modificación alguna, lo cual es preocupante porque ello habla de que no hay independencia real de poderes.
Finalmente, pidió a todos los contendientes a conducirse en estricto apego a la ley electoral, a mantener una responsabilidad en los gastos, a evitar los excesos y dejar de lado las críticas hacia el contrincante y enfocarse en las propuestas.