Locatarios del Centro Comercial Agropecuario dicen haber bajado sus ventas de papaya, piña y melón en diciembre, mismas que se recuperaron justo al inicio de año, gracias a los propósitos de año nuevo y las tan socorridas dietas.

“Siempre la papaya empieza a venderse mucho en enero, porque muchos se ponen a dieta con los propósitos de año nuevo, pero, ya como para marzo, se les olvida la dieta”, platica con algarabía uno de los bodegueros.

Por lo que respecta a la guayaba, mandarina y naranja, la venta no disminuye en temporada navideña, al contrario, se eleva.

Son las verduras como el jitomate y cebolla las más solicitadas para las preparaciones de las fechas. En esta temporada de frío, las acelgas y espinacas, además de rábanos y calabaza, que se producen aquí en Aguascalientes, sufren los estragos del clima y, por su poca durabilidad, a veces se tiene que traerlas de otros estados.

La época alta inicia para el centro comercial por ahí del 20 de noviembre, aseguran los locatarios, específicamente se incrementa del 22 al 24 de forma exponencial y, al inicio de año es inmediato que todo vuelva a la “actual normalidad”, pues a decir de los compradores, desde Agosto los precios se elevaron demasiado y con el presupuesto que antes surtían su mandado, ahora sólo les alcanza para un 70 o hasta un 60% de lo que antes llevaban.

El Centro Comercial Agropecuario sigue siendo considerado un lugar accesible a comparación de fruterías de colonias, de mercados y de centros comerciales de cadena, sin embargo, para surtir la despensa, ya no puede ser calificado como ‘un lugar barato’.

¡Participa con tu opinión!