Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las personas que dañen las instalaciones del transporte público durante manifestaciones podrían ser castigadas con hasta 36 horas de trabajo comunitario, de acuerdo con el diputado Nazario Norberto, de Morena.

La iniciativa del legislador reforma a la Fracción V, del artículo 29, de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, la cual contempla sanciones a otras afectaciones al mobiliario urbano y monumentos. Además, elimina la sanción de mil 732 pesos que se tenía contemplada.

«Las horas determinadas de trabajo en favor de la comunidad consistirán en la limpieza, pintura y en su caso, restauración de los bienes muebles o inmuebles dañados, las cuales podrán extenderse hasta treinta y seis», se lee en la iniciativa.

El diputado Norberto Nazario refirió que es necesaria la reforma porque las manifestaciones han afectado la infraestructura pública, pues la Ciudad de México es el epicentro de estas.

Apuntó que tan sólo a la Secretaría de Cultura local le costó tres millones de pesos reparar los inmuebles afectados que, muchas veces, son dañados por infiltrados.

«Muchas de estas personas simplemente lo que hacen, sin coincidir con las ideas de las manifestaciones, es principalmente dañar los monumentos históricos, dañar los bienes inmuebles. Lo más grave de esa situación, además de la violencia (…) es el daño que sufre el entorno urbano», dijo el legislador morenista.