Charlene Domínguez
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Diputadas de Morena presentaron una iniciativa para aumentar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas, alcohol, tabaco y comida chatarra para aplicarlo de manera inmediata en los gastos de salud por la atención del Covid-19.

Con reformas a diversas disposiciones de la Ley del IEPS, se propone aumentar de 26.50 a 35 por ciento el impuesto a la cerveza y cambiar de un rango actual que va del 30 al 53 por ciento para otras bebidas alcohólicas a uno de 60 a 80 por ciento de impuesto.

Para las bebidas saborizadas se propone un aumento de 1.2616 a 2.2615 pesos por litro, para el tabaco un cambio de 0.4944 a 1.4944 pesos por cigarro enajenado o importado y un alza de 8 a 16 por ciento de impuesto para los alimentos no esenciales, de acuerdo con la iniciativa que se presentó la semana pasada y publicada hoy en la Gaceta Parlamentaria.

Con estos aumentos, se estima que la recaudación alcanzaría 233 mil 848 millones de pesos, es decir, 75 mil 609.60 millones de pesos adicionales a lo que se prevé recaudar este año por concepto de IEPS en tabaco y alcohol, se refiere en el documento.

“El incremento a los impuestos al tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no básicos con alta densidad calórica, además de provocar una disminución en su consumo y contribuir a mejorar la salud de la población a través del cambio en sus hábitos nutricionales, representará una alternativa para generar mayor recaudación que no impacte en el bolsillo de los sectores más vulnerables de la sociedad y la cual podrá ser aplicada de manera inmediata para enfrentar los gastos en el sector salud necesarios para la atención por el padecimiento del virus Covid-19.

“Una vez superada la emergencia sanitaria, el presupuesto proveniente de los IEPS podrá ser utilizado para fortalecer al sector salud en general”, señala.

De acuerdo con datos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), de abril a junio se requerirían recursos adicionales a lo aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 por 16 mil millones de pesos es decir, 0.06 por ciento del PIB, se agrega.

La estimación incluye recursos para duplicar el número de personal médico y de enfermería durante tres meses y para adquirir pruebas de diagnóstico; sin embargo, también se reconoce que se deberán aumentar algunos gastos administrativos y se deberá considerar la extensión de tiempo de atención derivada del Covid-19.
“Los ingresos presupuestarios se estiman inferiores en 297 mil millones de pesos con respecto a lo aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación 2020.

“Por ello, resulta indispensable fortalecer los ingresos del estado y al mismo tiempo desincentivar actividades nocivas a la salud”, dice el texto.