Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para evitar que los Libros de Texto Gratuitos estén sujetos a vaivenes políticos, la organización Educación con Rumbo propuso una reforma al artículo tercero para descentralizar su elaboración.
Recordó que estos materiales están en el ámbito de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y con ello dependen de coyunturas políticas y cambios en los Gobiernos.
“El libro de texto se ha convertido en un material obligatorio, más que un recurso de apoyo para el aprendizaje de los estudiantes”, expuso en un comunicado.
“Se debe enfatizar que los cambios de los materiales educativos deben obedecer a la evolución del contenido curricular por el avance de la ciencia y por la necesidad de que los alumnos aprendan otras competencias o habilidades que pueden ir asociadas al aprendizaje de nuevos temas curriculares”.
Por lo que plantearon la necesidad de una modificación a la ley para descentralizar su diseño gráfico y de contenidos, así como su producción, a fin de garantizar la excelencia educativa, participación, transparencia y contenidos locales.
Sobre la descentralización, la organización consideró, que permitirá mayor participación en la elaboración de los contenidos educativos, con la participación de expertos, docentes, padres de familia, organizaciones de la sociedad civil, sector privado y en general, la comunidad educativa mediante un proceso transparente.
Educación con Rumbo propuso la creación de un organismo público autónomo con la posibilidad de atraer funciones a nivel local, para atender la realidad de los municipios y comunidades.
También planteó la presentación de los planes y programas de estudio sobre los que se seleccionaron los contenidos a desarrollar en los rediseños de los libros; presentar la evaluación de los anteriores materiales para conocer los motivos que animaron su rediseño y que se dé libertad para que las escuelas decidan utilizar o no los libros.