Francisco Ortega
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Una iniciativa del diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez, propone que quienes pinten o dañen monumentos, muebles o inmuebles durante manifestaciones sean sancionados con hasta 36 horas de trabajo comunitario para restaurar los bienes afectados.

La iniciativa para la Ley de Cultura Cívica señala que en los últimos dos años se han realizado movilizaciones en donde se han pintado monumentos, como el Ángel de la Independencia.

“Lamentablemente las marchas y las manifestaciones realizadas en la Ciudad de México en el último año y lo que va de este han afectado seriamente los bienes muebles e inmuebles”, dice la iniciativa en su argumentación.

“A pesar de que hay personas que defienden sus ideales y marchan con un mensaje contundente, pacífico y que hacen la diferencia, otras personas convierten estas (marchas) en vandalismo, que dan pauta a la comisión de delitos que alteran y afectan el orden público y la reparación de los destrozos que afectan a la colectividad cuesta millones de pesos”.

En la propuesta del morenista se mencionan los trabajos que deberían realizar quienes realicen estos actos y aclara que este castigo sería adicional a los que pudiera recibir por otras leyes violadas.

“Las horas determinadas de trabajo en favor de la comunidad consistirán en la limpieza, pintura y en su caso, restauración de los bienes muebles o inmuebles dañados, las cuales podrán extenderse hasta treinta y seis (horas)”, dice la redacción propuesta.

El morenista agregó en la argumentación de la iniciativa que este tipo de acciones durante las protestas generan un alto costo para la Ciudad.

“Un ejemplo de esto es la marcha del pasado mes de noviembre del año 2019 (…) a la Ciudad de México le cuesta 1.5 millones de pesos reparar los destrozos que dejó como resultado dicha Marcha”, abundó el diputado.

“Asimismo se reconoció que fue similar la cantidad que se erogó derivado de diversa marcha en agosto del mismo año, esto quiere decir que darle mantenimiento y limpieza a los espacios públicos fue en dos meses aproximadamente 3 millones de pesos”.

La iniciativa también pide agregar a las infracciones contra el entorno urbano de la Ciudad el pintar, dañar, ensuciar mobiliario o instalaciones de los servicio de transporte de pasajeros de la Capital.

El diputado abundó que dicha iniciativa sería aplicada a quienes dañen inmuebles, ya sean públicos o particulares, entre otros espacios que pudieran verse afectados.