El diputado Maximiliano Ramírez anunció una iniciativa dirigida a las desarrolladoras inmobiliarias que incumplen los acuerdos estipulados durante las fases de pre-venta; la idea es proteger a los consumidores de prácticas desleales y asegurar la entrega de viviendas según lo prometido.
La iniciativa surge en respuesta a un número creciente de casos en los que ciudadanos enfrentan discrepancias entre las características prometidas de sus futuros hogares y la realidad al momento de la entrega. Estas situaciones a menudo resultan en conflictos prolongados y una sensación de desamparo entre los compradores.
Reconoció que el Código Urbano no provee suficientes herramientas para abordar eficazmente estas infracciones. La propuesta pretende llenar este vacío, estableciendo sanciones específicas para desarrolladoras que no cumplan con los términos acordados en los contratos de compraventa.
Explicó que el sector de la vivienda representa la segunda fuente de economía más importante en Aguascalientes, generando más de 25 mil empleos.
Por ello, el Código Urbano apunta a mejorar la transparencia en el proceso de pre-venta y asegurar que los desarrolladores obtengan los permisos necesarios antes de ofrecer viviendas al público. Asimismo, busca garantizar que los contratos de compraventa reflejen con precisión las características y amenidades de las viviendas ofertadas.
El presidente de la Comisión de Planeación, Desarrollo Urbano y Obra Pública hizo hincapié en la importancia de que los desarrolladores ofrezcan viviendas de calidad y cumplan con lo estipulado.
La propuesta está en proceso de revisión y se espera que impulse cambios en la forma en que se gestionan las pre-ventas de viviendas en Aguascalientes.