La Feria Nacional de San Marcos debe prevalecer como un escaparate de la sociedad de Aguascalientes en todos los aspectos positivos que mantienen la alegría de la verbena, sin caer en excesos, manifestó el empresario Humberto Martínez Guerra. Indicó que la tradicional verbena surgió como parte de una exposición comercial, industrial y cultural en la historia de Aguascalientes, por lo cual subrayó la importancia de realizar una revisión crítica y propositiva que fomente lo positivo y limite lo negativo.
“La feria tiene aspectos positivos y otros que es necesario revisar; los excesos son perjudiciales. Debe ser un evento festivo, pero sin poner en riesgo a los jóvenes por el consumo desmedido de alcohol”, enfatizó.
Martínez Guerra señaló que es oportuno hacer un análisis para fortalecer los aspectos básicos como la agroproducción y la zona industrial, para que se conviertan en los mejores exhibidores de lo que la gente de bien produce, y para desalentar el exceso en los sitios de consumo de alcohol, que incrementan el riesgo de problemas de salud entre los jóvenes.
Subrayó que los festejos son para divertirse, con la participación de los jóvenes, pero debe evitarse situaciones que llegan al grado del libertinaje, manteniendo los aspectos fundamentales de la celebración.
Es necesario un análisis en la sociedad sobre el consumo desmedido de alcohol, que puede provocar situaciones de las cuales derivarían consecuencias lamentables, enfatizó.
El ex dirigente empresarial planteó que debe existir un equilibrio entre los establecimientos de consumo de alcohol y las áreas que exponen los atributos económicos y culturales del estado.
Martínez Guerra consideró que, desde un espíritu constructivo, las autoridades del Patronato de la Feria pueden revisar y fomentar acciones que beneficien la promoción del principal exhibidor de las bondades de nuestro estado.