A la par que se da continuidad a los exámenes de control y confianza en las corporaciones policiacas municipales y estatales, también sería conveniente dar seguimiento a la forma de vida y actividades de quienes son dados de baja, ya sea por no aprobar las pruebas o por su propia voluntad.

La diputada Guadalupe de Lira Beltrán lamentó los hechos en que se han visto involucrados elementos policíacos en activo y retirados de las corporaciones, que si bien no son nuevos, es de preocupar el poco seguimiento que se ha dado a algunos ex policías que se han incorporado a las filas de la delincuencia.

“Es algo que no está en ley, pero no estaría mal que fuera considerada la elaboración de un padrón que permita conocer las actividades que realizan los que dejaron las filas policiacas y darles seguimiento, pues está claro que los exámenes para los que están en activo no son suficientes y hay cabos sueltos”.

Lo ocurrido en estos días en dos hechos distintos en los que se han visto involucrados policías y ex cuidadores del orden, hacen recordar que las revisiones exhaustivas no deben terminar, antes bien, “debemos garantizar a los ciudadanos que se cuenta con elementos comprometidos y que son más los buenos que los malos policías que manchan la imagen de las corporaciones”.

Adelantó que la próxima semana, la Comisión de Seguridad Pública del Congreso del Estado, que ella preside, hará una invitación al secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez, para que exponga si se ha hecho alguna investigación sobre los hechos en que se han visto involucrados policías a su cargo.

Finalmente, insistió en la conveniencia de dar seguimiento a los policías cuando éstos son dados de baja o deciden retirarse por voluntad propia, y que no se inclinen por la delincuencia sino que opten por llevar una vida dentro de la legalidad.