Claudia Salazar
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador propuso al Congreso volver al control de precios en las gasolinas mediante una nueva tarifa alterna que evitará la caída en la recaudación, como ocurrió en el periodo de confinamiento por la epidemia de Covid-19.

Será Hacienda la que aplique la cuota complementaria, de acuerdo con la propuesta que envió el Presidente de miscelánea fiscal dentro del paquete económico del 2021.

“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mediante acuerdos que se publicarán en el Diario Oficial de la Federación, establecerá cuotas complementarias del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a las establecidas en el artículo 2o., fracción I, inciso D), de la presente Ley, considerando entre otros factores, la evolución observada de las referencias internacionales y el tipo de cambio”, cita la propuesta de artículo Artículo 2o.-B.- del IEPS.

Las cuotas complementarias se calcularán tomando en cuenta las diferencias absolutas observadas entre los precios base actualizados por inflación de las gasolinas y el diésel, y los precios referentes de dichos combustibles.

La reforma con una nueva fórmula de cálculo de precios en los hechos impedirá que bajen o suban abruptamente los precios de los combustibles y se mantenga la recaudación para el Gobierno.

Una de las medidas más importantes de la Reforma Energética del sexenio pasado fue la liberación de precios en los combustibles, que está sujeta a la demanda del mercado.

“Se considera oportuno incorporar en el esquema tributario del impuesto especial sobre producción y servicios aplicable a los combustibles automotrices, instrumentos contra cíclicos que fortalezcan las finanzas públicas ante escenarios desventajosos como los observados durante 2020.

“Esto se logrará mediante la aplicación de cuotas complementarias a las previstas en el artículo 2o., fracción I, inciso D) de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios. De esta forma, se protegerá a las finanzas públicas en caso de variaciones a la baja de precios del crudo, referencias internacionales y tipo de cambio, permitiendo al Gobierno de México atender las necesidades de la población”, cita la propuesta enviada al Congreso.

En caso de variaciones al alza de precios del crudo, referencias internacionales y tipo de cambio, se continuará protegiendo el poder adquisitivo de los hogares mexicanos, se explica en la iniciativa.

Pese a que se trata de una cuota nueva, se afirma que no implica una tasa adicional o sobretasa, ya que se trata únicamente de una modificación a la cuota basada en las operaciones aritméticas, con el propósito de ir ajustando la cuota en función de las variables económicas.

“Por tanto, la cuota vigente a partir del 1 de enero de 2021 se ajustará, ya sea para disminuirla o bien para incrementarla, conforme a las variables contempladas en la propia norma”, señala la iniciativa del Ejecutivo.

Hacienda deberá aplicar operaciones aritméticas para calcular las cuotas en el momento en que se den diversos supuestos que determinan los costos.

Actualmente, hay un complejo procedimiento que considera diversos valores económicos, como son el precio de referencia para cada uno de los distintos combustibles, el costo de manejo y el coste neto de transporte a la respectiva agencia de ventas de Petróleos Mexicanos, así como el margen comercial, entre otros conceptos.