A pesar de los esfuerzos que se han hecho en los últimos tiempos para reducir los problemas de obesidad promoviendo una alimentación más equilibrada, este problema de salud prevalece y también ha sido causa de muerte en pacientes con COVID-19. Esto, considerando que muchos de los problemas de salud se derivan por el exceso de peso en las personas.
La epidemióloga Xóchitl Ponce Martínez, comentó que la carencia al acceso de alimentos de calidad se relaciona con uno de los problemas graves a nivel mundial como es la obesidad. La especialista de la UNAM indicó que esta enfermedad se desarrolla porque una persona come más de lo que gasta en energía. El problema tiene que ver con que los alimentos ingeridos presentan alta densidad energética y no proporcionan los nutrientes necesarios.
Cabe mencionar que México se encuentra entre los primeros tres lugares a nivel mundial en obesidad y sobrepeso, siendo el grupo etario de entre los 30 a los 59 años el que presenta mayores niveles de sobrepeso y obesidad, siendo en un 35% de los hombres y 46% de las mujeres. En Aguascalientes, el sector salud estima que siete de cada 10 personas padecen esta enfermedad.
La especialista resaltó que desafortunadamente es un problema no sólo de adultos, pues la UNICEF ha dado a conocer que en México uno de cada 20 niños y niñas menores de cinco años, y uno de cada tres entre los 6 y los 19 años de edad, padece sobrepeso u obesidad.

De acuerdo con un estudio realizado por el Coneval en 2018, en México predominan los alimentos con baja o nula calidad nutricional como los cereales y bebidas azucaradas, botanas dulces y saladas, así como comida rápida, pues todas poseen un alto contenido de grasa, sal y azúcar.