El director del Instituto de Servicios de Salud del Estado, Rubén Galaviz Tristán, informó que la temporada de calor 2024 se extenderá de la tercera semana de marzo hasta la tercera semana de octubre y según el Sistema Meteorológico Nacional, se espera un aumento de hasta 1.5 grados en la temperatura promedio, alcanzando en la entidad máximas de hasta 35 grados en algunas regiones, como Calvillo.

Este incremento en las temperaturas podría tener serias repercusiones en la salud pública si no se toman las precauciones adecuadas, especialmente entre niños pequeños y adultos mayores, pues derivaría en riesgos de:

  • Deshidratación
  • Golpes de calor
  • Agotamiento por calor
  • Quemaduras solares

Para mitigar los efectos adversos de esta ola de calor, el Instituto de Servicios de Salud del Estado recomienda incrementar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed, usar ropa ligera de colores claros, protegerse del sol con sombrillas o gorras y aplicar bloqueador solar.

Además, se aconseja tener especial cuidado con los alimentos, asegurándose de que estén bien desinfectados, lavados y cocidos, prestando atención particular a pescados y mariscos.

Ante los síntomas de enfermedades diarreicas, particularmente comunes durante esta temporada como el rotavirus, se insta a la población a evitar la automedicación y buscar atención médica inmediata. El ISSEA recuerda que hay un esquema de vacunación disponible contra esta enfermedad, enfatizando la importancia de proteger especialmente a los menores de dos años.

El sistema de salud del estado está preparado para atender emergencias relacionadas con el calor al contar con: 293 unidades de primer nivel de atención, incluidos consultorios periféricos y casas de salud, además de 85 centros de salud y 7 hospitales disponibles las 24 horas del día.