Los diez gobernadores que integran la Alianza Federalista, acordaron promover ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Acción de Inconstitucionalidad para la defensa de los 109 fideicomisos y fondos públicos; advirtieron que no permitirán que Hacienda tenga manos libres sobre los 68 mil millones de pesos que representan en conjunto y se les dé un manejo discrecional y con fines electorales.

Afirmaron que no permitirán que desaparezcan esos organismos, porque ello representa un fuerte golpe para a la ciencia, la cultura, el deporte, a la salud, medio ambiente, el campo, la seguridad, la educación, la atención a víctimas, etc.

Refirieron que la Cámara de Diputados votó a favor de su desaparición, bajo el argumento de que había actos de corrupción, pero no hay una sola denuncia, ni se ha encarcelado a nadie por presuntos malos manejos.

En dado caso que se auditen a los Fideicomisos y Fondos y sólo desaparezcan en los que se detecten irregularidades, pero no pueden cortarse de tajo; todos se crearon para un fin social y con reglas específicas para su manejo.

Además, promoverán la presentación de juicios de amparo masivos por parte de beneficiarios afectado.

Los mandatarios hicieron un llamado a cerrar filas y aclararon que ellos no quieren ese dinero para manejarlo, porque las partidas tienen un destino específico que los gobernadores no pueden cambiar; el beneficio es para la población.

Los mandatarios de Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, Tamaulipas y Chihuahua fueron enfáticos en los reclamos globales; se pronunciaron a favor del equilibrio de poderes, de fortalecer a los estados y municipios, y confían en que el Senado no traicionará a la sociedad, como lo hicieron los diputados, con la consigna de MORENA.

Martín Orozco Sandoval dejó en claro que tiene que haber voluntad política para que se dé el diálogo, y lamentó que la Federación no esté dispuesta a ello; “no es un capricho de los gobernadores, sino una necesidad de la sociedad”, subrayó.

La reunión tuvo lugar en el Complejo Tres Centurias de la ciudad de Aguascalientes, y previo a las conclusiones se discutió el contenido del paquete económico para 2021, y se analizaron las implicaciones financieras, presupuestales y jurídicas de la extinción de los organismos citados.

Los gobernadores apelan a la voluntad política de todos los órdenes de Gobierno para el establecimiento de un diálogo efectivo, la lucha contra la discrecionalidad, así como para evitar la regresión centralista y el impacto negativo en el desarrollo sustentable del país, la garantía de los derechos de todos y el respeto pleno al Pacto Federal.

Orozco Sandoval en su calidad de gobernador anfitrión, dio la bienvenida a su homólogo de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez; de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo; de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; y a José Ignacio Peralta Sánchez, de Colima.

Miguel Ángel Riquelme Solís, de Coahuila; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León; Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, de Guanajuato; Javier Corral Jurado, de Chihuahua; y en representación del mandatario de Durango, José Rosas Aispuro, vino Héctor Flores.

También se contó con la participación de la senadora Claudia Ruiz Massieu y los diputados federales Marco Antonio Adame, Antonio Ortega y Mario Rodríguez.