El presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, Refugio Eudave Ortiz, se manifestó con confianza porque la coordinadora de Movilidad ha puesto las cartas sobre la mesa para la reorganización de este gremio que incluye a todas las organizaciones de concesionarios y de los choferes, a quienes les otorgó su número telefónico particular para que se denuncie cualquier arbitrariedad de los inspectores.
Asimismo, se le solicitó que con los modelos de los vehículos que deben ser cambiados este mes de septiembre sea autorizada una prórroga hasta diciembre de 2020, a causa de las mermas económicas que ha generado la pandemia por el COVID-19.
Indicó que en la reciente reunión que congregó a todos los dirigentes de agrupaciones de concesionarios y de choferes se le planteó a la Coordinación de Movilidad que en ocasiones los inspectores le ponen sellos a las unidades o se los llevan a la pensión sin dar oportunidad de ser reparados y aparte les aplican las multas económicas.
CONSECUENCIAS. A cambio los taxistas ofrecieron poner de su parte para acabar con las quejas de los usuarios pasajeros, acompañado de una estrategia de ir bien vestidos o con uniformes. Acordaron del mismo modo, en el caso de aquellos choferes que se resistan a operar dentro de la ley, que se les comiencen a bloquear los gafetes de chofer para acabar con los abusos, el maltrato al pasaje, y el robo de liquidaciones de los concesionarios y de las propias unidades.
Los dirigentes de taxistas explicaron a la Coordinación de Movilidad que los choferes también deben hacerse responsables de sus errores, porque hasta ahora se los cargan a los concesionarios, y los operadores del volante siguen incurriendo en sus faltas en detrimento del servicio.
LA LISTA NEGRA. Refugio Eudave Ortiz precisó que se tiene una lista identificada de choferes que venden drogas, que atienden mal a los pasajeros, que desmantelan los automóviles y se quedan con las liquidaciones de los concesionarios. Todos ellos deben perder sus gafetes porque no han honrado con responsabilidad y trabajo la confianza encomendada.