Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El proyecto de un tren de pasajeros que corra de la Ciudad de México a San Luis Potosí quedará listo antes de que concluya su sexenio, prometió ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Durante la mañanera, indicó que se aprovecharía el derecho de vía que se tiene en todo ese tramo.
Enfatizó que uno de sus objetivos en materia de infraestructura es terminar con más de dos mil kilómetros nuevos de trenes de pasajeros, contando los mil 500 del Tren Maya.
«Yo quiero dejar más de dos mil kilómetros de trenes de pasajeros. Y funcionaria muy bien el tren, además se tiene el derecho de vía en una buena parte de México, Querétaro, San Luis», expuso.
«Incluso, Querétaro-Guanajuato, pero yo ya voy a dejar los proyectos, pero sí es necesario atender eso hacia adelante».
Al ser cuestionado sobre la posibilidad de ampliar a tres carriles la vía Querétaro-San Luis Potosí, el Mandatario respondió que es una opción, ya sea con recursos públicos o una concesión.
«Esa es la otra posibilidad, el que se logre, si hay una concesión, ampliarla; o con recursos del presupuesto. Y la otra es el tren», añadió.