Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Personal médico de la Ciudad de México se quedó a la espera de una caja de protección para intubación por Covid-19 aunque el Gobierno local prometió elaborar y distribuir mil de éstas.
A un año de anunciarlas, su entrega es incierta.
En abril de 2020, la Administración local anunció que la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Sectei), junto con el Hospital General, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición y la UNAM, elaboraría y entregaría mil cajas de protección hechas con acrílico.
“Esa caja protege al médico para que no haya un contagio y darles la seguridad de que los estamos cuidando”, dijo entonces Rosaura Ruiz, titular de Sectei.
Sin embargo, personal médico consultado de 10 hospitales del IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud local (Sedesa) y el INER, aseguró que desconocía el proyecto de las cajas.
REFORMA buscó a la Sedesa, la cual evadió responder y señaló a la Sectei, misma que aseguró en una respuesta escrita firmada por José Rosas, director general de Desarrollo e Innovación Tecnológica, haber entregado 50 cajas y omitió explicar sobre las 950 restantes anunciadas.
“Yo sí escuché que iban a hacer esas cajas, vi las imágenes y creímos que sí nos ayudarían, pero nunca llegaron y cuando tuvimos el peor pico ya ni nos acordamos de preguntar qué pasó, luego se nos olvidó”, señaló Alfonso, enfermero de la Sedesa.
Contar con una caja, añadió Gonzalo, médico del IMSS, permite contener los aerosoles de un paciente con el virus y reducir la exposición directa