Al reconocer la urgente necesidad de renovar inicialmente el parque vehicular con ciento cincuenta unidades a un costo unitario promedio de un millón 450 mil pesos, el presidente de ATUSA, Alejandro Arriaga Ramírez, manifestó su absoluta cooperación con el gobernador Martín Orozco Sandoval para empatarse con el proyecto de Movilidad y avanzar en la modernización del servicio del autotransporte urbano y suburbano.
Para el proyecto de Movilidad del Gobierno Estatal, la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes se integra a ese programa, e incluso antes de comprar los autobuses de tipo convencional que ya se cotizan se necesitará saber las especificaciones que promoverá ese nuevo esquema, a fin de adquirir los camiones apropiados.
En este tenor, comentó que ATUSA mantiene pláticas con armadoras de camiones como Cacesa y Mercedes Benz para solicitar las cotizaciones pertinentes, de igual modo se evalúan las diversas opciones de financiamiento para determinar las mejores opciones para adquirir tales unidades.
Sin embargo, manifestó su inquietud en el sentido de que los concesionarios trabajan en su iniciativa propia de modernizar el parque vehicular, pero no pueden embarcarse en un crédito millonario si posteriormente les solicitan otras especificaciones en las unidades.
Una unidad convencional cuesta un millón 450 mil pesos, pero si se quiere un camión con características especiales como panorámico, suspensión blanda, la cotización asciende a dos millones de pesos.
De acuerdo al Código Urbano, cada año deben renovarse 70 unidades con base en los 700 camiones que operan en el estado, sin embargo, el rezago vigente supera los 150 autobuses, los cuales gradualmente deberán modernizarse y se sacará de servicio a las más deterioradas y fuera de norma.
Aunque ATUSA no conoce el proyecto de Movilidad, se encuentra interesada en estudiarlo, cooperar y trabajar de la mano con las nuevas autoridades, porque la intención es avanzar en la modernización del servicio del autotransporte público urbano.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente concesionario sostuvo que este gremio acumula un gran rezago, este mes de diciembre es crítico para el sector en materia de carga financiera, comienzan a pagar adeudos vencidos gracias a los recursos que se han recibido tras el aumento tarifario y aminorar la quiebra del sector. La recuperación del sector transporte público urbano será gradual pero segura, dijo.
Alejandro Arriaga Ramírez precisó que se mejora ya el operativo a favor de la ciudadanía. Se convienen actualmente contratos de capacitación con la Universidad Autónoma de Aguascalientes y el CECATI 28, tanto para los operadores como los concesionarios.
Destacó el acuerdo de aumento salarial del 15% pactado este miércoles, ya que la intención es mejorar las condiciones laborales de los operadores de las unidades. Aguascalientes cuenta con 700 unidades en el parque vehicular, aunque todavía muchas se encuentran en reparación mecánica para reintegrarlas al servicio cotidiano en 44 rutas, mejorando su frecuencia.
Consciente de las molestias ciudadanas provocadas por la operación vigente del transporte público urbano, a raíz del aumento de la tarifa a 7.50 pesos, el líder de los concesionarios apeló a la paciencia de los usuarios, “los ajustes ya se emprendieron, aún no se notan, pero este gremio avanza en resolver sus cargas financieras, para darse un mayor respiro”, finalizó.

¡Participa con tu opinión!