Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Apr-2019 .-El Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, prometió ayer dar con los responsables de la masacre en Minatitlán en donde fueran asesinadas 13 personas, incluido un bebé de un año, el viernes por la noche.
El mandatario encabezó en Xalapa dos reuniones de seguridad para dar seguimiento al operativo de búsqueda y captura de los asesinos.
“Vamos a dar con los responsables y hacer prevalecer el Estado de Derecho, a pesar de la política de indolencia y brazos caídos de la Fiscalía General del Estado. En el Veracruz de hoy no habrá impunidad”, indicó el mandatario a través de un comunicado.
Señaló que las instituciones del gobierno estatal, en coordinación con las fuerzas de seguridad federal, se mantienen ocupadas en atender los hechos violentos registrados la noche del viernes.
El Gobernador refrendó su pleito político que sostiene con el Fiscal General, Jorge Winckler, a quien ha culpado de la alza de homicidios ante la falta de investigaciones.
“No habrá impunidad a pesar de las eternas investigaciones de la FGE. Seguiremos con más detenciones”, anotó García en un tuit.
El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, llamó a las autoridades de los tres niveles de Gobierno a superar las diferencias políticas e impulsar la participación contra el crimen sin regateos.
“En este desafío debemos trascender diferencias democráticas legítimas e impulsar un espacio para coincidencias sin regateos de todos los poderes y niveles de Gobierno del Estado mexicano. Tal es el enfoque que impulsamos. Toda participación es bienvenida”, anotó el funcionario federal en su cuenta de Twitter.
“En el fondo de la violencia está la ruptura, con efectos e inercias acumulados por décadas, de nuestro tejido social. La estrategia es avanzar hacia su regeneración y cancelar la corrupción que, desde el poder, ha amparado a los grupos criminales y permitido su impunidad”, añadió.
Más de 300 elementos de seguridad fueron desplegados en Minatitlán y Coatzacoalcos dentro del operativo.
El despliegue fue conformado por elementos de las Secretarías de la Defensa Nacional, Marina-Armada de México, Policía Federal y Fiscalía General de la República.
Ayer, tres camionetas, abandonadas e incendiadas, fueron localizadas en los límites de Minatitlán con Coatzacoalcos.
La Fiscalía del Estado investiga si están relacionadas con la masacre en el convivio.
Las unidades en las que supuestamente viajaban los sicarios fueron localizadas por los uniformados sobre carretera que conecta al puente Dovali, al sur de Veracruz, cerca del Puente Coatzacoalcos 2.
Veracruz atraviesa por una alza de homicidios derivada de pugnas entre grupos criminales, principalmente el Cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.
La masacre de 13 personas ocurre a dos días de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador visite la entidad, para encabezar una reunión de seguridad.