Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 7-Feb.- El Presidente Enrique Peña Nieto recibió a 135 paisanos que retornaron de Estados Unidos y les prometió darles todas las facilidades para retomar su vida en México, desde conseguirles empleo, salud, casa y hasta aportarles recursos para abrir un negocio.
“Esta es su casa, de aquí se fueron y aquí regresan. Permítannos que el Gobierno les acompañe en este proceso de regreso a su país. Algunos llevan muchos años fuera, otros menos, pero no se sientan abandonados y solos”, señaló.
Acompañado del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas, llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para reunirse con los retornados y hablar desde un templete.
El mexiquense decidió, sin embargo, que los repatriados armaran un círculo y se colocó al centro. Primero escuchó un reporte de los funcionarios sobre el programa Somos Mexicanos, luego a 2 paisanos retornados a finales de 2016 y a 2 connacionales que llegaron ayer.
De acuerdo con el INM, en enero se repatriaron 12 mil connacionales y hasta el momento no ha registrado un aumento de retornos, pues el año pasado regresó un promedio de 600 migrantes mexicanos al día y en los últimos días 400. En total, el año pasado regresaron 219 mil.
Peña Nieto aseguró que muchos de esos migrantes están regresando por su voluntad, porque ven “oportunidades de desarrollo en México”.
Entre los apoyos está la promesa de 25 mil pesos para cada paisano para abrir un negocio o hasta 80 mil pesos si se juntan cuatro migrantes o participan en el proyecto esposa e hijos. También prometieron que les ayudarán a recuperar sus bienes e inmuebles.
Tras escuchar la preocupación de los paisanos sobre qué garantías les dan de que cumplirán con el apoyo, el mandatario les afirmó que el INM los seguirá en todo el proceso hasta que encuentren empleo o abran un negocio.
El Presidente reconoció que la relación con su homólogo Donald Trump ha sido difícil, sin embargo, señaló que agotará todas las vías para que el Gobierno estadounidense comprenda lo que contribuyen los mexicanos a ese país.
“Estamos redefiniendo cómo nos vamos a entender con las nuevas autoridades de Estados Unidos, con la nueva política que el Presidente de Estados Unidos está queriendo emprender en materia de política exterior”, afirmó.
Debido a que a la semana sólo 400 migrantes llegan en avión y el resto es recibido por autoridades en la frontera terrestre, Peña Nieto prometió que podrían incrementar los vuelos para aligerar el traslado.
Funcionarios del INM informaron que el acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos es que dejen a los connacionales en 11 puntos.