Érika Hernández 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de mantenerse 10 años prácticamente frenada, el Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió concluir en máximo tres años la autopista Barranca Larga-Ventanilla.

Esta vialidad comunica a la capital oaxaqueña con Puerto Escondido, pero existen varios tramos sin concluir, una vez terminada el tiempo de recorrido pasará de 6.5 a 2.5 horas.

“Es una carretera que se inició hace 10 años, se quedó interrumpida, es decir, no se le dio continuidad y ahora estamos haciendo el compromiso formal, este compromiso con el pueblo de Oaxaca, de que se va a terminar”, dijo.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la vialidad comprende 104.3 kilómetros y en el 2016 la obra en su conjunto se proyectó en 8 mil 283 millones de pesos y lleva un avance del 54 por ciento.

Hasta el momento, cuatro empresas están involucradas: Coconal que invertirá 832 millones de pesos; Mexicana de Presfuerzo 78 millones de pesos; Vise 398 millones; Proacon 293 millones.

Sin embargo aún existen varios tramos por licitar.

En su trayecto para supervisar la obra, el Mandatario encontró distintos contingentes a su paso, que además de darle la bienvenida, le demandaron frenar obras para una minera, así como servicios, infraestructura y empleos.