Antonio Baranda y Jorge Ricardo
Agencia Reforma

COLIMA, Colima.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió ayer a apoyar al Gobierno de Colima para que se pague a los trabajadores y pensionados afectados por la quiebra financiera del estado.
Ante el Gobernador priista Ignacio Peralta, el Mandatario federal dijo que, sin echarse la culpa unos a otros, el objetivo es que los pagos se regularicen a partir de la próxima quincena, pues habrá una inyección adicional de recursos por parte de la Federación.
“La Federación va a ayudar para que se les pague a los trabajadores. Se trata de resolver el problema, sobre todo el pago a los trabajadores, porque el salario, de acuerdo con la Constitución, no se debe de retener a nadie, el salario además es sagrado, es con lo que vive la gente”, dijo.
Al encabezar un evento de bienestar en esta ciudad, López Obrador indicó que el plan de apoyo a Colima será revisado tanto con el Gobernador Peralta como con la Mandataria electa, Indira Vizcaíno, presente en el acto.
“Lo quiero ver con los dos porque va a significar comprometer a futuro participaciones federales, pero lo más importante es que no falte el salario a los trabajadores”, señaló.
López Obrador aclaró que el Gobierno federal ha entregado todos los fondos y participaciones que le corresponden a Colima, estado se declaró en quiebra financiera y que había estado buscando apoyo federal para superar su falta de liquidez.
“Se ha entregado todo, hasta un poco más en participaciones federales y también se ha entregado todo el apoyo en salud, pero no nos vamos a meter a ninguna polémica ni a echarnos la culpa unos con otros”.
Previamente, a tres meses de dejar el cargo, Peralta pidió abiertamente el apoyo de la Federación para superar las dificultades financieras y de seguridad por las que atraviesa la entidad
“Son dificultades estructurales que resultan muy difíciles de superar y, para lograrlo, se requiere del soporte que sólo pueden brindar las instancias federales”, señaló.
Al tiempo que decenas de trabajadores y pensionados protestaban afuera del evento, aseveró que, pese a la quiebra de las finanzas estatales, su Gobierno se ha conducido con “gran cuidado” y mucha disciplina en las decisiones administrativas.