Se recomienda realizar cinco tiempos de comida al día y evitar el consumo de comida chatarra en la calle, así como jamás omitir el desayuno.
El IMSS en Aguascalientes sugiere llevar a la escuela o al trabajo una colación, e incluso el desayuno y la comida, si no se pueden tomar en casa.
El coordinador delegacional de Dietología y Nutrición, Fernando Rubio Martínez, dijo que ello es de vital importancia para no perder la salud y poder responder a los requerimientos de energía de las actividades cotidianas, sin agotamiento, falta de concentración y de habilidades, tanto en niños, como en adolescentes y adultos.
“Cuando una persona despierta tras ocho horas de sueño y no desayuna durante los primeros 30 minutos, su cuerpo entra en estado de emergencia y libera glucosa en grandes cantidades. Esto, además de alterar el funcionamiento normal de la tiroides, el páncreas y el riñón; genera sobrepeso y obesidad, lo que a la larga conlleva un riesgo importante de desarrollar padecimientos como diabetes e hipertensión”, detalló.
Estimó que un 50% de la población sale de casa sin desayunar y tres de cada 10 personas diagnosticadas con sobrepeso u obesidad se lo deben a los ayunos, además de tener mayores probabilidades de sufrir un infarto al corazón.
Rubio Martínez consideró que el uso de una lonchera puede ser una sencilla y eficaz solución a esta problemática. En ella se deben poner los alimentos que no es posible ir a comer a la casa: como el desayuno, una colación y la comida si el regreso a casa es después de las 16:00 horas; esto, además de proteger la salud, genera ahorros económicos importantes.
Señaló que los horarios de alimentación son fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo y un buen rendimiento en el trabajo o la escuela.
“Es indispensable que toda la familia desayune antes de salir de casa y posteriormente coman cada cuatro horas; pueden ser pequeñas colaciones o tiempos de comida completos, acompañados de agua para una adecuada hidratación. Esto evitará fatiga, cansancio, falta de concentración, de memoria, creatividad, habilidades motrices, del habla e intelectuales, así como mal humor, entre otras”.
Finalmente, invitó a las cabezas de familia a acercarse al IMSS para recibir asesoría nutricional para toda la familia; todas las UMF cuentan con expertos en nutrición para orientarlos sobre la mejor manera de alimentarse.