Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno de Estados Unidos anunció que mantendrá un mes más cerrada su frontera a cruces no esenciales desde México.
El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) reiteró que la medida es debido a la pandemia de Covid-19, pero indicó que ya analiza opciones para aliviar las restricciones.
“Para reducir la propagación de #COVID19, Estados Unidos está extendiendo las restricciones sobre viajes no esenciales en nuestra tierra y cruces de ferry con Canadá y México hasta el 21 de julio”, informó en Twitter.
“El DHS también observa desarrollos positivos en las últimas semanas y está participando con otras agencias estadounidenses en los grupos de trabajo de expertos de la Casa Blanca con Canadá y México para identificar las condiciones bajo las cuales las restricciones pueden aliviarse de manera segura y sostenible”.
El director del DHS, Alejandro Mayorkas, visitó México la semana pasada para tratar, entre otros asuntos, la apertura de la frontera común.
“Discutimos si podemos relajar las restricciones en la frontera. Ambos (países) reconocemos el problema de salud, pero entendemos las consecuencias económicas de las restricciones, no sólo a las comunidades fronterizas de México, sino también de Estados Unidos”, dijo Mayorkas el martes tras reunirse con funcionarios mexicanos.
“Estamos viendo esta situación con mucho cuidado, diariamente. La Casa Blanca anunció la formación de grupos de trabajo para estudiar este problema y ya está en proceso”.
Ese mismo día, llegaron a México 1.3 millones de vacunas de Johnson y Johnson -enviadas por la Administración de Joe Biden-, que serán utilizadas en 39 municipios de seis estados fronterizos.
Las restricciones en la frontera se han mantenido vigentes desde el 21 de marzo de 2020.
Con información de Mauro de la Fuente y César Martínez.