Sigue sin haber un medicamento o tratamiento que demuestre hasta el momento ser realmente efectivo para combatir el COVID-19, así lo señaló tajante el médico infectólogo e internista, Francisco Márquez Díaz, quien llamó a la población a dudar de la información que circula sobre todo en redes sociales de supuestos remedios que pueden ayudar a combatir el virus.
El especialista aclaró que a la fecha lo que existe son sólo pruebas de tratamiento que aún no han probado su efectividad plena y que forman parte de lo que se conoce como estudios ciegos, donde un medicamento que se emplea puede funcionar para unos, pero para otros no.
Reconoció que la población tiene expectativas muy elevadas de que se encuentre pronto una cura, sin embargo, exhortó a la gente no hacer caso de muchos videos que circulan en las redes sociales, que lo único que hacen es desvirtuar las cosas en torno a un posible antídoto y que sólo exponen a las personas al consumo de vitaminas, de sustancias y recomendaciones que realmente no tienen un fundamento científico. “La presencia de tratamientos eficaces todavía no es una realidad y hay un dicho que dice que lo que sirve para todo, no sirve para nada. Aquí podemos decir que cuando hay tantas terapias hay muy pocas o ninguna que verdaderamente funcione, entonces tener mucha precaución en ese sentido”.
Finalmente, dijo que la recomendación a la población en general es continuar con las medidas de protección conocidas hasta el momento en cuanto al lavado de manos constante, el uso del cubrebocas y mantener la sana distancia, por lo que es importante que no se baje la guardia ni como sistema de salud, ni como población. “Este padecimiento hay que acostumbrarnos a vivir con él, como lo hicimos con la influenza de 2009, es algo que puede quedar entre nosotros y que hasta que no llegue una vacuna, pues realmente la población tendrá mejores expectativas para enfrentar la presencia del coronavirus entre la salud de los humanos”.

“La presencia de tratamientos eficaces todavía no es una realidad y hay un dicho que dice que lo que sirve para todo, no sirve para nada. Aquí podemos decir que cuando hay tantas terapias, hay muy pocas o ninguna que verdaderamente funcione. Entonces, hay que tener mucha precaución en ese sentido” Dr. Francisco Márquez.