Ante la insistencia de diputados de MORENA, de prohibir la venta de comida chatarra en las tiendas del país, se les debería pedir un trabajo más responsable en torno a ese tipo de iniciativas, pues hay temas que se logran con educación y cultura, no por decreto o autoritarismo, pues aunque lo ideal es mejora la alimentación, es algo que se aprende en casa y con mejores políticas de salud.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en la entidad, Humberto Martínez Guerra, manifestó que el problema en este país es que se toman decisiones sin analizar el contexto y las condiciones, pensando en grupos y no en un panorama general.

Lo que debería hacer el gobierno y los legisladores, es estimular una educación desde edades tempranas y promover el hábito de tener una buena alimentación, pero éste no es el momento para pretender acabar con el problema de tajo, pero sí, para emprender programas que permitan a la gente nutrirse mejor.

Fomentar una cultura por la alimentación se da en cada familia, pero no es dejando de vender esos productos como se lograrán objetivos, “lo que el gobierno debería estimular es la educación desde edades tempranas en cuanto a la importancia de adquirir el hábito por tener una buena alimentación”.

El presidente de la Canaco insistió que este tipo de decisiones no se deberían tomar por decreto ni porque sean una idea, antes bien, se debe analizar más a fondo lo que ocurre y revisar el por qué hay un alto consumo de este tipo de comida, pero a la par, mejor crear programas y esquemas que permitan a las familias tener una alimentación nutritiva pero no retirando ese tipo de negocios, porque en definitiva “la cultura y la educación empiezan en casa, y tener una mejor alimentación es parte de esto”.