Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador propuso ayer celebrar una consulta sobre el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública y extender su presencia en las calles hasta el 2028, pese a que la Constitución y la Ley Federal de Consultas Populares prohíben someter a consulta popular la seguridad nacional.
El Artículo 35 de la Carta Magna establece que no podrán ser objeto de consulta popular la restricción de los derechos humanos; la permanencia o continuidad en el cargo de los servidores públicos de elección popular; la materia electoral; el sistema financiero, ingresos, gastos y el Presupuesto de Egresos de la Federación; las obras de infraestructura en ejecución; la seguridad nacional y la organización, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada permanente, entre otras.
Además, según este Artículo, será el INE el encargado de la organización, difusión, desarrollo, cómputo y declaración de resultados de la consulta.
Sin embargo, López Obrador afirmó ayer que podría realizarse la consulta a principios de 2023, a través de la Subsecretaría de Gobernación y no del INE, aunque el resultado no sea vinculante.