Alejandro Albarran
Agencia Reforma

Canadá prohibió los rifles asalto luego del tiroteo masivo en Nueva Escocia, en que murieron 22 personas, el más mortal de su historia, anunció el Primer Ministro Justin Trudeau.

“Estas armas fueron diseñadas para un sólo propósito: matar el mayor número de personas en el menor tiempo posible”, dijo Trudeau este viernes.

“No hay lugar ni uso para eso en Canadá”.

Precisó que la medida tenía efecto inmediato, prohibiendo su compra, venta, trasporte o importación de cualquier arma de asalto militar.

Tras el tiroteo de la semana pasada, el Gobierno canadiense manifestó su intención de fortalecer el control de armas en el país, donde los ataques de este tipo no son comunes.

La Policía dijo el martes que el tirador de Nueva Escocia estaba armado con dos rifles semiautomáticos y muchas pistolas del mismo tipo.

Trudeau anunció también un “periodo de amnistía” para que los dueños de armas de este tipo se pusieran al corriente con la ley.

La medida prohíbe al menos mil 500 tipos de variantes de armas, según The Guardian.