Oscar Galindo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, publicó este viernes un acuerdo por el que se prohíben las fiestas y reuniones públicas o privadas en todo el Estado desde este sábado y hasta el 30 de mayo ante la contingencia por el Covid-19.

“No habrá tolerancia. Se prohíbe terminantemente las reuniones en la vía pública, así como reuniones de cualquier tipo, de carácter público o privado que implique la agrupación de personas”, establece el punto quinto del documento.

“Asimismo, queda prohibido realizar fiestas o reuniones en cualquier inmueble, público o privado y alterar el orden público”.

El Mandatario decretó también el uso obligatorio de cubrebocas para quienes presenten síntomas de Covid-19 y que tengan que salir de su domicilio por razones de atención médica.

De igual manera se establece el tránsito individual de personas para realizar actividades esenciales como la adquisición de alimentos, medicamentos y artículos de primera necesidad, asistir a hospitales o servicios sanitarios, así como para el traslado al lugar de trabajo.

Los cuerpos de seguridad podrán llevar a cabo el cierre de la circulación en calles o carreteras, así como restringir el tránsito de determinados vehículos.

A quien incumpla las medidas podrá ser arrestado por 36 horas y multado con 100 Unidades de Medidas y Actualización (UMA) o con tres días de trabajo comunitario.

En caso de reincidencia, el infractor será puesto a disposición del Ministerio Público por la probable comisión del delito de peligro de contagio -previsto en el artículo 168 del Código Penal del Estado- y los demás que resulten aplicables.