Por: Juan Pablo Martínez Zúñiga

“TODO SOBRE LOS RICARDO” (“BEING THE RICARDOS”) – AMAZON PRIME VIDEO

Cualquier cinta biográfica sobre celebridades encajadas en la mente colectiva a modo de mito tiene un interés de facto, sobre todo cuando hablamos de figuras iconoclastas como Lucille Ball y Desi Arnaz, matrimonio que revolucionó la comedia situacional televisiva en los Estados Unidos de la posguerra tanto por sus audaces guiones que presentaban situaciones entonces tabú en el medio catódico, ya fueran intimidades maritales o el rol de la mujer en ambientes laborales, como su estatus de pareja vanguardista en Hollywood al tratarse de una actriz sajona enlazada con un músico exiliado cubano. Ante ello el avezado guionista y director Aaron Sorkin (“La Red Social”. “EL Juicio de los 7 de Chicago”) pudo realizar mediante este proyecto para Amazon una historia que los mostrara desde una óptica reveladora y quizá profunda como lo hiciera con otras personalidades como Steve Jobs  o Mark Zuckerberg pero la cinta luce como un zurcido de anécdotas unidas con el hilo de la credulidad, pues el espectador debe aceptar que esta trama donde se involucran múltiples factores y elementos transcurre tan solo en cinco días, lo que no permite que los puntos dramáticos, todos ellos muy interesantes la verdad sea dicha, respiren adecuadamente.

La película se ubica en la semana más turbulenta en la vida de Lucille Ball (Nicole Kidman) y Desi Arnaz (Javier Bardem). Por un lado, sienten que el episodio a grabar esa semana no está a la altura de su descomunal éxito lo que implica un constante proceso creativo que los pone en ruta de colisión con los guionistas y sus dos co-estrellas (interpretados de maravilla por J. K. Simmons y Nina Arianda) y por el otro, un incesante ataque mediático que atañe a ambos, pues un diario pretende evidenciar a Ball como comunista aun cuando un comité gubernamental la eximió de ello en privado tiempo atrás y un tabloide exhibe fotografías de Arnaz con otra mujer. Para rematar, el matrimonio acaba de enterarse que Lucille está embarazada, situación que pretenden insertar en el programa para asombro y molestia de productores y patrocinadores. Este cúmulo de eventos tratará de arrojar luz en las motivaciones y psicología de los protagonistas así como algunos flashbacks clave en sus carreras y vidas privadas que los muestran como los humanos apasionados y apetentes de éxito que supongo fueron en realidad allende a sus legendarias estampas en la pantalla chica. Es por ello que el rumbo tomado por Sorkin es desafortunado, ya que son demasiados ingredientes que cohesionar en una narrativa limitada por sus dos horas de duración, impidiendo que cada uno de estos componentes logren su adecuada exploración argumental, aún si el reparto cumple con creces y algunos momentos sobresalen gracias a su punch dramático, como los esfuerzos de Lucille por prevalecer en las decisiones creativas y varios diálogos que brillan por su ingenio y sorna mientras que la dirección de arte y puesta en escena lucen vigorosos y creíbles. “Todo Sobre Los Ricardo” es la probada a un platillo que se antoja y pudo deleitar más si una duración más extensa y las ambiciones narrativas de Sorkin lo hubieran permitido.

“EL CANTO DEL CISNE” (“SWAN SONG”) – APPLE TV+

Esta es una de esas cintas que logran ampliar los acostumbrados tropos de la ciencia ficción mediante la constricción de sus elementos, creando una historia que presenta elementos futuristas casi inmediatos pero su foco es la exploración de los sentimientos y el temor a la muerte. “El Canto del Cisne” es el debut como largometrajista del director Benjamín Cleary, quien después de algunos cortos se aventura en una gran producción donde la carta ganadora es su protagonista, el dotado Mahershala Alí” (“Luz de Luna”, “Green Book: Una Amistad Sin Frontera”), quien demuestra su talento interpretando un rol doble sin reiterar matices o exagerar la dualidad, pues se trata del mismo personaje. La cinta trata sobre un hombre llamado Cameron Turner (Ali), un diseñador gráfico casado felizmente con la intelectual Poppy (Naomi Harris), quien a su vez padece de un lastre emocional ante la pérdida de su hermano André (Nyasha Hatendi) en un accidente años atrás, situación que ni siquiera la maternidad ha logrado solventar del todo. Por desgracia, Cameron es diagnosticado con una enfermedad terminal, pero en lugar de revelárselo a su familia, acude a un instituto de clonación que realizará un duplicado de él libre de enfermedades para que Poppy y su hijo jamás sobrelleven su pérdida. La película circunvala cualquier postura polémica bioética y más bien centra sus esfuerzos narrativos en el complejo proceso emocional que atraviesa Cameron para cederle a su amada esposa e hijo a lo que esencialmente es una copia, la cual posee todos los recuerdos y rasgos de él, de la mano de una piadosa científica llamada Jo (Glenn Close) quien desarrolló este innovador experimento. Reveladoras resultan las charlas que el protagonista tiene consigo mismo, así como su amistad con otra mujer que atraviesa una situación similar interpretada convincentemente por la comedianta Awkwafina, aquí en un rol mucho más serio de los que acostumbra y desarrollando un contrapunto interesante sobre lo que vive Cameron pero a nivel externo. “El Canto del Cisne” es una meditación mesurada e inteligente sobre la dura experiencia tanatológica de encarar la muerte a la vez que simbólicamente se aprecia la vida mediante los ojos de una réplica humana gracias a la sutil y metódica interpretación de Alí, quien construye a un ser humano completo dividido en dos partes. Filme rico y de tonalidad sublime que gustará a quien busque actuaciones de primer nivel, atmósferas definidas y posibles en un contexto de ciencia ficción y una dirección metódica.

Correo: corte-yqueda@hotmail.com

¡Participa con tu opinión!