Por Juan Pablo Martínez Zúñiga

“LOS ESTADOS UNIDOS VS. BILLIE HOLIDAY” (“THE UNITED STATES VS. BILLIE HOLIDAY”) – AMAZON PRIME VIDEO

En cuanto a la intención del director afroamericano Lee Daniels, reconocido anteriormente por sus otros filmes socioétnicos  “Precious” (2009) y  “El Mayordomo de la Casa Blanca” (2013), ésta queda clara desde el inicio, cuando se nos informa que el Senado de los Estados Unidos fracasó en la década de los 20’s por que se aprobara unánimemente una ley que prohibiera el linchamientos de la población negra con una canción en particular que parece enmarcar muy apropiadamente con su letra el acontecimiento. Dicha melodía es “StrangeFruit”, compuesta e interpretada por la cantante morena BillieHoliday, quien además de lidiar con los demonios que convocaron su irrefrenable adicción a la heroína y el alcohol, también debió enfrentar a las huestes de Edgar J. Hoover con placas del FBI, pues el rotundo y controvertido líder del Buró Federal de Investigación consideraba queHoliday y su canción eran un elemento trasgresor de la sociedad norteamericana al poner en evidencia la insondable brecha que aún existe entre caucásicos y afroamericanos. Y eso es justo lo que explora esta poderosa y honesta película, sabiendo el director Daniels cómo diseccionar en paralelo los aspectos sociológicos del relato en conjunto a la misma Holiday, un ser nacido para el arte musical pero presa de su dependencia a narcóticos producto de un marido controlador y violento y la presión que ejerce en ella el ser ícono de la comunidad afroamericana a principios del siglo XX, cuando el racismo era rampante, incluso más que hoy día.

La protagonista Andra Day no solo pone en práctica su genuino talento para el canto (su primer álbum salió hace apenas 6 años) de forma melodiosa y mimética al ronco tono vocal de su personaje, sino que es uno de los debuts protagónicos más impresionantes de los últimos años, insertándose en la piel y mente de Holiday al punto que no solo es convincente, sino una demostración a fondo de lo que el genuino pathos histriónico es, logrando incluso eclipsar la formidable interpretación de Diana Ross como la trascendida cantante en 1972 con “El Ocaso de una Estrella”. Como complemento tenemos una historia sustanciosa donde vemos cómo un agente federalde nombre Jimmy Fletcher (TrevanteRhodes), uno de los primeros elementos negros del Buró, ejerce bajo presión su misión de vigilarla, para después involucrarse románticamente con la intérprete, desarrollando una relación llena de matices emocionales.La película aborda con franqueza y pincelazos de crudeza la vorágine psicológica de Holidayanálogamente a la xenofobia de la que es objeto por las autoridades y cierto sector de la población norteamericana, mientras verificamos su motivación detrás del proceso creativo melódico en forma de la percepción acuñada a punta de amenazas y mofas caucásicas del ciudadano afroamericano (en ello es contundente los aportes cromáticos. “Los Estados Unidos Vs. BillieHoliday” es una excelente muestra de la sabiduría salomónica que un curtido cineasta como Daniels debe aplicar en un drama como éste, dividiendo equitativamente la narrativa entre lo social y lo personal, condensando todo el discurso en una figura tan compleja y fascinante como lo fue esta atormentada pero comprometida cantautora.

“PASAJERO INESPERADO” (“STOWAWAY”) – NETFLIX

Los dramas espaciales suelen surtir efecto debido a la contundencia de su contexto, pues cualquier predicamento que surja en alguna misión ingrávida sabemos que todo estará en contra debido a lo irónicamente constrictivo que resulta el resolver problemas en medio de la nada sideral, tal cual lo hemos visto en incontables filmes que van desde “Apolo 13” hasta “Gravedad”, pero en esta producción de Netflix titulada “Pasajero Inesperado” toman esta premisa como un componente infalible para afectar al espectador sin considerar eso otro que permitió a las películas mencionadas y muchas otras funcionar como lo hicieron: caracterización. Sin el moldeo correcto de los personajes sumidos en su respectiva tribulación, de nada servirá colocarlos en situaciones de vida o muerte, pues se tratará tan solo del sacrificio indoloro de meros arquetipos. Y esto es lo que define a esta cinta protagonizada por Toni Collette, Daniel Dae-Kim, Anna Kendrick y Shamier Anderson, buenos actores que quedan a la deriva como astronautas en caminata espacial al tener un guion que no supo darles personajes insolubles al drama facilón, que en este caso se produce durante el inicio de una misión a Marte que tomará dos años. La tripulación se conforma por una oficial de alto rango (Colette), un botánico (Kim) y una doctora (Kendrick), quienes comenzarán a desarrollar una colonia en el planeta rojo trabajando una ciencia verde que involucra algas y especímenes vegetales marinos. Sin embargo sus planes se ven alterados cuando descubren a un polizón (Anderson) que pondrá en riesgo el delicado equilibrio de los recursos en la nave, pues tanto el oxígeno como los alimentos están perfectamente racionados para la subsistencia de tres pasajeros. La manera en cómo resolver este predicamento pronto adquirirá tintes trágicos cuando se percatan que la única forma de resolverlo es sacrificando al elemento extra, lo que por supuesto los llevará a cuestionamientos de índole moral y ético, así como la toma de difíciles decisiones que pondrá en tela de juicio su misma humanidad.

La premisa es intrigante, pero por desgracia la ejecución rápidamente la sofoca, prefiriendo la dilución de soluciones en aras del dramatismo expedito y poca exploración de los personajes, ofreciendo minucias psicológicas que el director y guionista JoePenna asume bastarán para justificar la existencia de sus personajes, así como sus penurias emocionales, pero simplemente no es así, pues se requiere más que diálogos banales sobre su vida en la Tierra o las familias que dejaron atrás para convertirlos en seres tridimensionales por los que el espectador realmente pueda empatizar. “Pasajero Inesperado”, a pesar de sus buenas intenciones narrativas, se queda flotando esperando a que algo la rescate.

 

Correo: corte-yqueda@hotmail.com