1ª Función
“RASCACIELOS: RESCATE EN LAS ALTURAS” (“SKYSCRAPER”)

Las futuras generaciones que deseen localizar de manera conjugada y asequible los convencionalismos del entretenimiento cinematográfico tendrán a “Rascacielos: Rescate en las Alturas” como referente obligado, pues rara vez en una sola cinta se agrupan todos los clichés y fórmulas delectados en innumerables producciones escapistas durante los últimos 30 años, algo que solo la siguientes generaciones sabrán si aprecian o condenan. En lo personal y en el presente, me inclino por lo segundo ya que la nueva película estelarizada por Dwayne “La Roca” Johnson (la tercera en lo que va del año, lo que ya genera empacho de forzudos con calva puntiaguda) excluye cualquier elemento original y corteja todo elemento visto en todo filme de acción y desastres urbanos al punto que uno podría creer que el director Rawson Marshall Thurber (“Un Espía y Medio”, “¿Quién “#$% Son Los Miller?”) odia a sus neuronas y las de otros. En esta predecible y caricaturesca cinta, “La Roca” interpreta a Will Sawyer, un ex-operativo del escuadrón de rescates de rehenes del FBI y condecorado militar que se retiró del servicio años atrás por una misión fallida que le costó una pierna y que ahora, en un giro laboral que solo pasa en películas como ésta, se dedica a la instalación de equipos de seguridad en rascacielos. Su más reciente trabajo lo lleva hasta Hong Kong donde verifica el equipamiento de un impresionante edificio denominado “La Perla” por una colosal esfera que la corona y utiliza tecnología de punta con fines que solo servirán al argumento, ´pues su aplicación en la vida real sería considerada ridícula. Nuestro héroe se hace acompañar de su esposa Sarah (Neve Campbell) y sus dos pequeños hijos, todos ellos representados como dicta la norma actual: ella hermosa, comprensiva, buena onda, inteligente… ¿Ya dije comprensiva? Porque se ocupa la paciencia de un santo para lidiar con el trabajo y las consecuencias del mismo de su esposo, mientras que los niños son dechados de dulzura que dicen lo correcto en el momento debido, como robotitos millenial que viven para la cultura pop. El caprichoso guion querrá que unos malosos se infiltren al edificio con el fin de hacer las típicas maldades de estos malos de malolandia (Dios nos libre que sus motivaciones o psicología se vean siquiera tocadas para no aburrir al público), provocando un incendio en los pisos intermedios dejando atrapada aSarah y sus retoños, mientras Sawyer hará lo que pueda para rescatarlos, salvar al dueño y arquitecto de “La Perla” Zhao Long (Chin Han) y detener a los villanos, todo él solito auxiliado de su pata de palo. Así, un episodio de Bob Esponja cruzado con “Duro de Matar” pretende pasar por entretenimiento legítimo en formato de largometraje y, a menos que se tenga de 4 a 7 años de edad, dándonos la aburrida de la vida mientras lidiamos con la jaqueca que produce el saturar con imágenes generadas por computadora la pantalla y nuestras retinas a la par de diálogos y personajes que se desbarrancan en el abismo de la idiotez, y si ni siquiera el probado carisma de Dwayne Johnson logra mantenernos despierto, entonces la película sí tiene un grave problema. Nadie niega la posibilidad e incluso necesidad por parte del espectador de refugiarse en una sala cinematográfica y evadirse aunque sea hora y media de la Era Trump y la PejeNación, pero “Rascacielos: Rescate en las Alturas” no alcanza ni siquiera para eso. Pensándolo bien, tal vez futuras generaciones la emplearán no tanto como objeto de estudio, sino como sinónimo para mentar la madre.

2ª Función
“HOTEL TRANSYLVANIA 3: MONSTRUOS DE VACACIONES” (“HOTEL TRANSYLVANIA 3: SUMMER VACATION”)
Nos encontramos en ese momento del año donde los padres, desesperados por obsequiar a sus hijos con cualquier vía de entretenimiento que mantenga a los vástagos aplacados por un rato, los llevan al cine para que se entretengan con lo que sea. Pero si un padre en verdad ama a su hijo, no los llevará a ver “Hotel Transylvania 3: Monstruos de Vacaciones” ni siquiera como un acto de exasperación extrema, pues la cinta no solo abusa de la inteligencia de los menores, también los adultos sentirán cierto grado de injuria ante una historia trabajada desde lo más profundo de la pereza argumental con situaciones, personajes, diálogos y un conjunto de genuina flojera. Como recordarán (y si no, es comprensible pues las dos cintas anteriores resultaron tan solubles en la memoria como ésta), el protagonista es el mismísimo Drácula, quien siempre ha procurado darle una buena vida a su hija adolescente Mavis, quien ahora está casada con un subnormal de buenas intenciones y un hijo que pasa de noche, pues su presencia solo es catalizadora para activar ciertos aspectos de la trama que involucran a su odiosa, descomunal y salivante mascota perruna. Ahora, el vampiro y sus amigos monstruosos deciden salir de vacaciones tomando un crucero cuya capitana cauta a Drácula, enamorándose al instante que la ve. Desafortunadamente ella es descendiente de los Van Helsing, eternos enemigos de los hijos de la noche y que utiliza el buque como pretexto para reunir a todas las criaturas y exterminarlas auspiciada por su bisabuelo, el cual vive mediante tecnología steampunk. Los chistes y gags visuales son tan malos como en las otras cintas, así que escenas de flatulencias, secreciones y excreciones serán integrales para entretener a los chiquillos poco exigentes, mientras que la trama no ofrece ni pizca de novedad, pues todo se desarrolla conforme el manual y el clímax ofrecerá lo que uno espera de esta cinta, solucionando todo agradablemente y final muy, muy feliz. La animación es de calidad, pero la historia es mediocre, así que nos quedamos en neutral mientras los niños ríen con bromas insulsas y situaciones bobaliconas. “Hotel Transylvania 3: Monstruos de Vacaciones” es otro ejemplo de que los padres harían más dándoles a sus hijos un buen libro a leer, o convivir con ellos mediante juegos y deporte que creer hacemos algo dándoles acceso a estas baratijas simplonas típicas de la temporada

Correo: corte-yqueda@hotmail.com