Adriana Fernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: Digan si no: en el mundo de la actuación se tiende al encasillamiento. Hay histriones que nomás se dedican a los superhéroes, otros, a los puros balazos y algunos más, siempre salen de villanos. Pero también hay actores que pueden hacer casi cualquier papel.

Veamos cuál es el caso de Ryan Gosling en Profesión Peligro.

Colt (Ryan Gosling) es un doble de acción, cuyas escenas peligrosas no le causan mayor aprensión. Sobre todo, porque está feliz: en la película para la que trabaja, está también la chica de sus sueños, Jody (Emily Blunt). Pero un descalabro pondrá todo en entredicho.

Esta cinta tiene muchas ventajas, empezando por el tipo de historia: el detrás de cámaras del set de una película.

Aquí resulta divertido e ilustrativo, retratar el engranaje cinematográfico y distinguir la labor de cada involucrado: técnicos, director y productor pero, sobre todo, un personaje pocas veces tratado en el cine: el doble de acción.

Parte de lo que funciona muy bien, es el tono satírico, de no tomarse nada muy en serio. Evidentemente hay una burla a las típicas mega producciones hollywoodenses (sobre todo las sagas de ciencia ficción) y al encumbramiento de estrellas sangronas y poderosas contra los que hacen la chamba difícil.

En ese sentido, aunque sean situaciones y lugares muy distintos (¡Australia!) no podemos dejar de ver algunas similitudes con ese gran clásico: Cantando Bajo la Lluvia.

Lo que nos lleva al reparto, muy bien escogido: Emily Blunt y Hannah Waddingham refrendan su talento para la comedia, y Aaron Taylor-Johnson, se roba todas sus escenas. Pero nada como el protagónico: Ryan Gosling es de esos actores que lo mismo puede hacer chick-flicks, que musicales, comedia y acción.

Esta es una de las mejores opciones del verano cinematográfico; una película súper entretenida cuyo talentoso protagónico, merece toda nuestra atención.

PROFESIÓN PELIGRO
Tres estrellas y media
Dirige: David Leitch
Actúan: Ryan Gosling, Emily Blunt, Aaron Taylor-Johnson.
Duración: 126 min.