Cierran de manera preventiva las oficinas de la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor en Aguascalientes luego de que se detectara un caso positivo de contagio por COVID-19 en uno de sus trabajadores, informó el encargado de despacho, Diego Abraham Bonilla Ortiz.
El funcionario federal dio a conocer que a partir de este viernes 20 de noviembre fueron cerradas por tiempo indefinido y hasta nuevo aviso las instalaciones de la Profeco en Aguascalientes, como medida preventiva y en seguimiento a los protocolos sanitarios, tras confirmarse un caso positivo de COVID en uno de sus empleados.
Informó que ayer viernes la oficina de la Procuraduría Federal del Consumidor en Aguascalientes fue sanitizada y el personal de dicha dependencia sigue laborando desde su casa y mantienen la atención de manera virtual hacia los consumidores en sus quejas y denuncias.
Resaltó que es importante que el público usuario conozca la situación que priva en dicha instancia y sobre todo del riesgo que existe ante el caso confirmado de COVID-19, por lo que las medidas se están tomando del cierre de instalaciones son apegadas a la responsabilidad para evitar que se propague aún más la cadena de contagios.
A pesar de lo anterior, Bonilla Ortiz dijo que se mantiene la operación de la Profeco y siguen prestando sus servicios a través de las herramientas existentes como el CONCILIANET que es la conciliación en línea, el TELCON que es el teléfono del consumidor a través del 800 46 88 722 y el CONCILIAEXPRESS que es la conciliación vía telefónica con proveedores participantes, además del sitio web www.gob.mx/profeco.