Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-De concretarse cambios regulatorios o la reforma eléctrica a fin de dar prioridad a la entrada de plantas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los costos de producción de energía podrían aumentar de un 31 a un 52 por ciento.
Así lo revela el «Análisis de Impactos de las Modificaciones a las Reglas de Compromiso y Despacho de Unidades de México», realizado por 21st Century Power Partnership (21CPP), que es una organización interesada en el estudio, implementación y prácticas asociadas con la transformación del sistema de energía en el mundo.
En él se evaluaron los impactos potenciales, particularmente en costos, considerando las diversas reformas al sector eléctrico en México y los cambios en el modelo de despacho a partir de tres escenarios.
Según el estudio, priorizar la generación a partir de centrales eléctricas estatales incrementarían los costos de producción para el primer escenario en un 31.7 por ciento o 3 mil 322 millones de dólares; para el escenario 2 en un 31.2 por ciento o 3 mil 268 millones de dólares y para el escenario 3 hasta en 52.5 por ciento o 5 mil 567 millones de dólares.
Esto es respecto al escenario base que es el que todavía opera en el País con base en un modelo de despacho económico.
Según los tres escenarios que plantea el 21CPP, en el primero las centrales de la CFE tiene asegurado su nivel mínimo de producción, su capacidad de generación remanente está sujeta a envío.
En el segundo se da prioridad tanto a las plantas de la CFE como a los productores independientes de energía (PIEs), que son administradas por la empresa estatal, y se les aseguran sus niveles mínimos de producción y su capacidad de generación restante está sujeta al despacho económico.
En el tercero se maximiza la producción de las centrales eléctricas de CFE, le siguen los PIEs con menor prioridad y al último el resto de generadores privados.
Con base en el modelo detallado del sistema eléctrico realizado en este estudio, las enmiendas, publicadas y en discusión, el marco legal y las reglas del mercado eléctrico de México que buscan beneficiar la generación de energía de la empresa estatal CFE, dice 21CCP, subirán los costos de producción.
«Probablemente aumentarán los costos de las variables de producción de electricidad en todos los escenarios; el aumento podría agregarse a los subsidios a la electricidad o repercutir en los consumidores; las emisiones de dióxido de carbono, dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno aumentan significativamente así como una restricción de la energía solar y eólica», concluye el reporte.

¡Participa con tu opinión!