Las altas temperaturas y la falta de lluvias están poniendo en riesgo la producción agrícola en el estado y productos como cebollas y chiles verdes, esenciales en la dieta, podrían sufrir daños severos si no se toman medidas urgentes, advirtió Gerardo Palomino Macías, presidente de la mesa directiva del Centro Comercial Agropecuario.
«Las altas temperaturas pueden causar que las cebollas y los chiles verdes se pudran si no se cosechan rápidamente», explicó.
La situación se complica debido a la sequía que afecta a prácticamente todo el país y a pesar de que aún no se han registrado aumentos significativos en los precios de estos productos, la escasez de agua en los pozos agrava la situación.
Además de la escasez de agua, las altas temperaturas están acortando el ciclo de producción de las plantas. «Con este calor, las matas duran y producen menos», dijo.
Palomino hizo un llamado a la reflexión y al uso responsable del agua, exhortó a la población a dejar de hacer riegos constantes de sus áreas verdes y calles con agua potable, destacó que es urgente implementar el uso de plantas tratadoras y el riego de jardines con agua reciclada.
Mientras tanto, los productores buscan alternativas para mitigar los efectos de la sequía. Algunos están considerando mudarse a otros estados para continuar con sus actividades agrícolas, aunque esto implica mayores costos y desafíos logísticos.
«El traslado a otros estados como Zacatecas para seguir sembrando es una opción, pero conlleva gastos elevados, especialmente si hay que compartir o rentar tierras», explicó.