Proceder con mesura, pide Canaco a los comerciantes

Ante la inesperada decisión de los gobiernos Estatal y Municipal de declarar Ley Seca por una semana, se debe apostar por que los comerciantes de vinos y licores tanto en pequeños establecimientos como las cadenas con este giro, no aprovechen la posible alta demanda que pudieran registrar en estos días previos, pero también, pedir a la población, conciencia y responsabilidad y no pretendan hacer compras de “pánico”.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Humberto Martínez Guerra, expresó que el alcance de esa decisión debe dar resultados como estrategia para bajar el nivel de contagios, pero también se debe observar que no faltarán aquellos que quieran sacar ganancia de esto, con una intención de que “a río revuelto, ganancia de pescadores”.

Y es que las autoridades estatales y municipales, deberán poner especial atención, al menos en estos días de Ley Seca, sobre el alto riesgo de un mercado negro de bebidas alcohólicas y que siga habiendo fiestas sin control, “ojalá que la ciudadanía vea y analice que es una medida drástica tomada porque la pandemia no cede y es porque hay sectores de la población que han actuado de manera irresponsable”.

Cierto es que habrá afectación a establecimientos relacionados con alimentos y bebidas, muchos de los cuales seguramente estaban haciendo las cosas bien, en cuanto al cumplimiento de los protocolos sanitarios, pero la realidad es que “van a pagar por lo que muchos otros han hecho mal”.

Por lo pronto, dijo el presidente de la Canaco que no queda de otra más que acatar la decisión de la autoridad y entender que no puede haber un policía detrás de cada ciudadano, y que “es momento de ser responsables, esto de la Ley Seca es una llamada de atención a todos, porque si la pandemia no cede, podrían cerrarse otra vez comercios e industrias, y todos vamos a salir perjudicados”.

Por ello el llamado reiterado al sector comercio para que se actúe con responsabilidad, sobre todo aquellos que tienen licencia para venta de bebidas alcohólicas, y que de una vez por todas, se contribuya con un proceder social con más mesura y se sigan instrucciones para que se pueda avanzar ante la crisis sanitaria por la COVID-19.