Estefanía Escobar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El jefe de la delegación opositora de Venezuela en los diálogos con el Gobierno de Nicolás Maduro, Gerardo Blyde, afirmó que su equipo está trabajando por lograr acuerdos tempranos que “aminoren” la crisis en la nación, pero que para resolver los problemas de fondo es necesario volver a “recuperar la institucionalidad”.
Por segundo día consecutivo, ambas delegaciones continuaron ayer reunidas en el hotel Sofitel de la Ciudad de México, donde están llevando a cabo la segunda ronda de negociaciones bajo la mediación de Noruega para dar salida a los diversos conflictos que atraviesa el país latinoamericano.
En sus primeras declaraciones públicas tras llegar a la capital mexicana, Blyde detalló que los acuerdos que estarían buscando en la mesa de negociaciones son en materia de emergencia humanitaria que “van a aminorar” la “peor crisis humanitaria” que haya enfrentado Venezuela.
“Esos acuerdos tempranos ojalá los podamos empezar a anunciar pronto al país”, dijo a los reporteros.
“Pero la crisis tiene problemas de fondo muy graves de un modelo que fracasó en Venezuela (…), es solo con el rescate de la institucionalidad democrática que vamos a poder resolver los problemas económicos que vive Venezuela”.
Reconoció que se trata de un proceso complejo y duro que apenas comienza.
El jefe de la comitiva chavista, Jorge Rodríguez, también señaló que están trabajando “principalmente en acuerdos parciales”, sobre todo, “relacionados con la atención para el pueblo de Venezuela”.
En declaraciones a los reporteros, insistió que están muy atentos en recuperar las garantías económicas que le han sido “cercenadas” a la nación.
Luego que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega publicó la primera foto oficial de las delegaciones en la mesa de diálogo, el Canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dio la bienvenida a los representantes de ambas partes y les deseó éxito.