Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Al anunciar que su Gobierno había encargado 100 millones de vacunas de Covid-19 adicionales de Johnson & Johnson, el Presidente estadounidense, Joe Biden, reiteró que su enfoque es primero proteger a EU, pero dijo que luego podrían compartir dosis con el mundo.

De concretarse los planes, Estados Unidos tendría dosis suficientes para 500 millones de personas, pese a que su población es de 328 millones y las vacunas sólo están siendo usadas en adultos

“El excedente, si es que tenemos un excedente, vamos a compartirlo con el resto del mundo. Ya decidimos que vamos a trabajar con la iniciativa Covax, prometimos 4 mil millones de dólares para ayudar el financiamiento para más vacunas en el mundo”, dijo Biden en declaraciones a la prensa.

“Esto no es algo que se pueda detener con una valla, sin importar qué tan alto construyas un muro o una valla, entonces no vamos a poder reabrir a salvo hasta que el mundo esté a salvo. Entonces nos vamos a asegurar de cuidar a los estadounidenses primero y luego vamos a tratar de ayudar al mundo”.

El país tiene además pactos con las farmacéuticas Moderna y Pfizer para sus vacunas contra el Covid-19.

El Mandatario celebró además que el Congreso aprobó su plan de alivio por Covid-19 de 1.9 billones de dólares, que enviará cheques de mil 400 dólares a los estadounidenses y destinará fondos para acelerar la vacunación, reabrir escuelas y apoyar a negocios en todo el país.

Al llegar a la Presidencia, Biden prometió que Estados Unidos administraría en sus primeros 100 días de mandato 100 millones de dosis de la vacuna contra Covid-19. Cuando cumplió 37 días en la Casa Blanca llegó a la mitad de ese objetivo.

Hasta ahora, 61 millones de personas en EU, un 18.4 por ciento de la población, han recibido al menos una dosis de la vacuna contra Covid-19. Un total de 32 millones, 9.7 por ciento de la población, ya está totalmente inmunizada, de acuerdo con datos de Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.