El dirigente del CDE del PRI, Kendor Macías Martínez, se sumó a las declaraciones del presidente nacional Alejandro Moreno Cárdenas, quien afirmó que el día que se presente en la Cámara de Diputados la Reforma Electoral, ésta será votada en contra.
En ese sentido, expuso que MORENA sólo busca “retrasar lo inevitable” porque no cuenta con los votos suficientes para lograr la aprobación de la reforma, por lo anterior el PRI ha acordado con la oposición “ser subsecuentes con el pueblo de México y apoyar al INE y al tribunal del Poder Judicial de la Federación” y jamás limitarlos en el cumplimiento de su ejercicio constitucional y en sus facultades y autonomía para dar certeza a la democracia del país.
Macías Martínez agregó que el partido que representa “no se puede distraer en caprichos de MORENA”, puesto que sólo se ha dedicado a polarizar el país, sin dar resultados a la sociedad mexicana.
En ese tenor, el dirigente lamentó que los temas prioritarios de la Federación no sean la seguridad, la educación o la salud, explicó que la reforma no puede aprobarse, puesto que no se le ha cambiado “ni un punto ni una coma”, aunado a ello argumentó que nunca se ha tenido un diálogo al respecto.
Dijo que la semana extra que se dio para la votación de la reforma, deberá ser aprovechada por MORENA, ya que “el pueblo tiene memoria” y podría haber represalias.