Calle por calle, así ha iniciado en colonias y fraccionamientos del estado el despliegue informativo de prevención del suicidio que este año a través del programa “Ponte vivo” contempla llegar a más de 500 mil personas con datos claros y oportunos sobre los servicios de atención en salud mental.
Se trata de la estrategia vertebral del Programa Estatal Contra el Suicidio, informó el director de Salud Mental y Adicciones del ISSEA, Francisco Pedroza, quien dio a conocer que este año ya se han hecho tres “barridos” comunitarios en el oriente y centro de la ciudad, llegando a 50 mil personas de las cuales se canalizaron a 300 a atención psicológica.
Puntualizó que los servicios de atención operan los 365 días del año y las 24 horas del día, para identificar comportamientos de riesgo suicida; en tanto que a través del programa “Contigo al 100” otras 200 fueron direccionadas con el mismo objetivo y actualmente la mitad de ellas recibe atención especializada.
Destacó que el 80% de las personas que se suicidaron en 2019 no solicitaron ningún tipo de apoyo, y esto podría ser por no saber de la atención que hay para solucionar sus problemas.
“De tal forma que se ha reforzado la presencia en las calles a través del citado programa para dispersar información a la población”.
Pedroza Cabrera indicó que el Observatorio del Comportamiento Suicida trabaja y sesiona de manera constante y cuenta con anuarios del 2015 al 2019 sobre el tema; además tiene trabajos de prevención y estudios estadísticos para mayor precisión.
“Entre ellos, revisa la Ley de Salud del Estado para valorar reformas en materia de salud mental o determinar si se requiere un ordenamiento especial sobre salud mental y suicidio”, agregó.
Finalmente, destacó la coordinación con Justicia Municipal para que las personas detectadas en intento suicida sean canalizadas a la Dirección de Salud Mental del Gobierno del Estado.

Línea Vive 4499777205.
De septiembre a la fecha ha incrementado 60% el número de llamadas.