Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con el posible restablecimiento de la disponibilidad de los chips, se espera que para 2023 la producción nacional de vehículos pueda rebasar los niveles prepandemia.
El próximo año, México produciría 3 millones 950 mil unidades, cifra ligeramente superior a los 3 millones 780 mil de 2019, de acuerdo con la consultora J.D. Power.
En tanto, para el cierre de este año se estima una producción de casi 3 millones 480 mil unidades.
A fines de año podrían empezar las pruebas de las nuevas fábricas de chips o la ampliación de las existentes en Estados Unidos y Asia, por lo que para marzo de 2023 se tendría mayor disponibilidad de esos insumos, dijo Tarsicio Carreón, presidente del Clúster Automotriz de Chihuahua
Dicho suministro le dará a las armadoras material para regresar a los volúmenes previos a la pandemia, y los excedentes se destinarían a órdenes atrasadas o la demanda que se ha acumulado en estos años, refirió Carreón.
«Por la escasez de componentes no se está vendiendo más, cuando haya disponibilidad entonces estará la demanda, más órdenes atrasadas, por eso se pronostica un nivel mayor (de producción) que 2019», detalló.
En tanto, las armadoras ajustan su capacidad de producción al contexto actual, adaptando su operación a la disponibilidad de materiales, añadió.
Por esta razón, agregó el directivo, se prevé que en lo que resta del año no haya mayores cambios en las líneas de producción.
El año pasado se dejaron de producir 9 millones 700 mil vehículos en el mundo, de los cuales 5 por ciento se hacían en México, según J.D. Power.

¡Participa con tu opinión!