Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Cámara de Diputados alista nuevas reformas para castigar con mayor rigor el contrabando de hidrocarburos y su comercialización ilícita.
En la Miscelánea Fiscal que se discutirá en la Comisión de Hacienda y luego en el pleno el próximo lunes, se aprobarán reformas al Código Fiscal de la Federación, donde se prevén penas de prisión de seis a 12 años y multas de hasta 5 millones de pesos a quienes enajenen hidrocarburos o petrolíferos de procedencia ilícita.
Además, se crearán nuevos tipos penales, con 3 a 8 años de prisión, a quien no cuente con los controles volumétricos de hidrocarburos o petrolíferos de ley, o contando con estos, los altere, inutilice o destruya.
La misma sanción se prevé para quien no cuente con los equipos y programas informáticos para llevar los controles volumétricos o contando con estos, no los mantenga en operación en todo momento, los altere, inutilice o destruya.
La iniciativa presidencial advierte que Pemex reporta un desvío promedio de 3 mil barriles diarios de hidrocarburos al mercado ilícito, por lo que el contrabando no es sólo un delito de cuello blanco, sino en el que participa el crimen organizado.
«El contrabando de hidrocarburos y petrolíferos afecta y daña gravemente a la economía nacional en su conjunto, principalmente, a toda la industria petrolera, no sólo a Petróleos Mexicanos», señala la iniciativa al justificar las reformas propuestas.
Con la reforma que se prevé aprobar, el servicio de Administración Tributaria (SAT) tendrá mayores facultades para reclasificar la mercancía que siendo un combustible no haya pagado el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), según la iniciativa.