Zedryk Raziel Cruz Merino
Agencia Reforma

Cd. de México, México.- La consejera del INE Pamela San Martín criticó la decisión del Tribunal Electoral federal de no sancionar el reparto de miles de tarjetas «rosas» por parte del PRI en Coahuila.
Auguró que la sentencia abre la puerta a que en los comicios de 2018 se repita esa práctica de condicionamiento y coacción del voto.
«Si el tribunal determina que no es una práctica que está prohibida, pues por supuesto que es una práctica que se puede emplear en los procesos electorales.
«Esto, sin duda, abre puertas en la elección del 2018 que no creo que sean las puertas que queremos abrir», advirtió en entrevista.
Los Magistrados de la Sala Superior determinaron que el priista Miguel Riquelme no incurrió en delitos al repartir miles de tarjetas «rosas», debido a que, sostuvieron, se trató de mera propaganda electoral.
San Martín señaló que, con dichas tarjetas, el PRI contravino la ley electoral, que prohíbe el uso de elementos que impliquen la entrega u oferta de beneficios presentes o futuros.
Expuso que, en el caso de Coahuila, la campaña del priista Miguel Riquelme llegó al extremo de recabar los datos de las personas que recibían las tarjetas, como si las estuvieran incluyendo en un padrón de beneficiarios de programas sociales.
«Yo no comparto la decisión que están tomando (los Magistrados), me parece que estas tarjetas evidentemente son una oferta a futuro de un programa social», resumió.
La consejera recordó que el tribunal anuló los lineamientos que el Consejo General del INE había aprobado con la finalidad de erradicar la práctica de entrega de tarjetas en los comicios.
«(Queremos) una elección en la que no haya condicionamientos al ejercicio de los derechos, en la que la voluntad de los ciudadanos derive de las propuestas que (hagan) los distintos contendientes y no de mecanismos para realizar ofertas de bienes a futuro», observó.
«Es grave (la sentencia) cuando se toman decisiones que implican abrir una posibilidad de que se condicione el ejercicio del derecho al voto de los ciudadanos, lo que deben establecerse son los mayores mecanismos para garantizar el derecho a la información de la ciudadanía, para que conozcan las propuestas que formulan los contendientes de la elección y sea a partir de los elementos con los que cuentan que se pueda emitir el ejercicio del derecho al voto».
Por su parte, Emilio Álvarez Icaza, dirigente de la iniciativa Ahora, consideró que la resolución de la Sala Superior allana el camino al PRI en la elección del próximo año.
«No castigar la entrega de tarjetas por parte del tribunal ayuda a pavimentar la elección de Estado en 208. Coahuila y Edomex fueron laboratorio para ello», tuiteó el ex Ombudsman capitalino.