Víctor Juárez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Debido a la crisis económica por la Covid-19 y el cierre forzado por el Gobierno local, la afectación a bares, discotecas y centros nocturnos de la Ciudad de México podría llevar al cierre permanente de 40 por ciento de los 8 mil 500 negocios, afectando a 350 mil empleos, advirtió la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos.

En conferencia, el Consejo Directivo de la Asociación lamentó la caracterización que el Gobierno capitalino ha hecho de este sector señalándolo como responsable del repunte de contagios.

El presidente de la Asociación, Helking Aguilar, advirtió que si no se establece un diálogo con las autoridades locales para elaborar un plan de reapertura del sector, éste iniciará una movilización a partir de la primera semana de enero, en la que podrían participar más de 25 mil empleados de dicha industria.

Esto incluye, bar tenders, meseros, DJs, entre otros.

«Solicitamos que se instaure, en carácter de urgente, una mesa de negociación y coordinación entre los empresarios del ramo tanto con el Gobierno de la Ciudad de México como con los gobiernos estatales en todo el País», señaló el empresario.

La asociación reprobó la reducción de horarios de establecimientos del ramo y la suspensión del programa REABRE, poniendo en duda dichas medidas, incluyendo la Ley Seca decretada cada fin de semana, pues consideró que sólo generará más comercio clandestino, que afectará aún más a la industria.

El presidente consideró que con las nuevas medidas la perspectiva para 2021 es que si para final del año no logran reabrir ya no funcionará el 70 por ciento de la industria.